Mi viaje favorito.... Véneto (Italia)

«El Véneto es siempre un paraíso exultante de expectativas, sobre todo los Dolomitas»

Véneto. Carmen Fernández Daza con su hijo en Auronzo di Cadore, Dolomitas (Italia) en 2013./
Véneto. Carmen Fernández Daza con su hijo en Auronzo di Cadore, Dolomitas (Italia) en 2013.

Asegura que cada viaje es para ella una experiencia incomparable, no le gustan los 'tours' organizados porque le ahoga la falta de libertad y considera que el lujo es innecesario porque viajar es el lujo

Marisa García
MARISA GARCÍABadajoz

-¿Cuál ha sido su viaje favorito? ¿Cuándo lo hizo?

-Es imposible responder a esta cuestión. Cada viaje es para mí una experiencia incomparable. Por ello, si cada viaje significa una realidad diversa, no puede seleccionarse uno de la totalidad, como si se tratara de elementos iguales, que pudieran formar parte de una competición. El Véneto, sin embargo, es siempre un paraíso exultante de expectativas, especialmente los Dolomitas, y, por tanto, para recoger la extensión de su belleza, he de añadir las otras dos regiones por las que se extiende la prodigiosa arquitectura de las montañas alpinas (Trentino Alto Adige y Friuli Venezia Giulia). Cortina d'Ampezzo, Auronzo, Pieve y San Vito de Cadore, San Cassiano, San Candido. son enclaves siempre presentes en la memoria personal, que avivan el anhelo de regresar. Puesto que me pregunta por una fecha concreta, elegiré agosto de 2013 por la felicidad de haber recorrido el Véneto junto a mi hijo y unos queridos amigos y sostener vivas aún las gratísimas sensaciones que compartimos.

-¿Volvería allí o es de las que siempre buscan destinos nuevos?

-Si algo es bello y bueno, la nostalgia nace espontáneamente en la ausencia de ese bien, de ese paisaje concreto del que me he alejado, y por tanto la cura para esa nostalgia es regresar, o soñar con hacerlo. Fui por vez primera al Véneto en 1990 por espacio de algo más de un mes y he regresado allí en numerosas ocasiones.

-¿A quién le recomendaría este viaje?

-Al viajero sin prisas, al viajero completo.

-¿A dónde le gustaría ir si pudiera?

-A contemplar de nuevo el atardecer en Calakmul, a recorrer una vez más la calzada de Knossos, a Egipto, a la Polinesia francesa.

-¿Cuál es el sitio que más le ha impresionado?

-Los estados mexicanos de Yucatán, Quintana Roo, Campeche, Chiapas y Oaxaca. No he recorrido jamás lugares más extensamente hermosos.

-¿Cuántos viajes suele hacer al año?

-Realizo bastantes desplazamientos; hago turismo alguna vez, pero viajar nunca, o casi nunca. Viajar es una noble aspiración, un gozo del que pocas veces puedo disfrutar.

-¿Cuál es el lugar más raro que ha visitado?

-Ninguno.

-¿Qué tipo de viajera es? ¿De las que planifica o de las que va a la aventura?

-No me gustan los 'tours' organizados. Me ahoga la falta de libertad. Cuando decido viajar busco el modo mejor de llegar al destino y dónde dormir, pero no me ciño a ningún plan que no pueda modificarse, antes al contrario.

-¿Y suele mirar comentarios sobre hoteles, restaurantes o destinos antes de reservar?

-Alguna vez leo los comentarios vertidos sobre hoteles o apartamentos, pero no me condicionan en exceso. Si dudo, hay excelentes profesionales fuera de internet, en agencias especializadas.

«No he recorrido jamás lugares tan extensamente hermosos como los estados mexicanos»

-¿Qué tipo de viaje prefiere: los activos o los de relax?

-Ir a un balneario o descansar junto al mar no es viajar, tal como yo entiendo el concepto de viaje.

-¿Mar, montaña o ciudad?

-No elijo un destino marcado por estas premisas.

-¿Low cost o lujo?

-Procuro buscar alojamientos limpios y dignos, a ser posible pequeños, con ciertas comodidades; el lujo es innecesario: viajar es el lujo.

-¿Qué lugar visitó y quiso quedarse a vivir en él?

-Madrid, quizás porque no solo lo haya visitado.

-¿Qué viaje le ha defraudado y no recomendaría nunca?

-Ninguno.

«Ir a un balneario o descansar junto al mar no es viajar, tal como yo entiendo el concepto de viaje»

-¿Es la gastronomía una parte importante de su viaje?

-Sin ser fundamental, sí, por supuesto.

-¿Qué plato recuerda de su viaje favorito?

-Recuerdo muchos platos de 'viajes favoritos'. Las croquetas y el corzo con puré del Echaurren (Ezcaray), las deliciosas tortillas de maíz con queso, flor de calabaza y huitlacoche en Oaxaca, los strozzapreti con trufas y setas de La Fornace (Roma).

-¿Es de las que se atreve a probar de todo?

-No. Ni insectos, ni casquería, por ejemplo.

-¿Le gusta hacer fotos de sus viajes? ¿Es de las que les gusta compartirlos en las redes sociales?

-Hago algunas fotografías, sin que ello sea parte imprescindible de mi viaje y casi nunca las comparto en redes sociales.

-¿Qué es lo que no falta nunca en su maleta?

-Un bañador.

-Y en la vuelta ¿es de las que siempre necesita más espacio por las cosas que ha comprado? ¿Suele traer souvenirs de recuerdo?

-No suelo adquirir souvenirs, pero si algún objeto me atrae, o entiendo que será difícil adquirirlo en otra parte, normalmente, si puedo permitirme esa compra, la realizo.

-¿Qué es lo que llevará seguro en su próximo viaje?

-Deseos de aprender.

Perfil

Carmen Fernández Daza (Madrid, 1965, aunque se considera natural de Almendralejo) es directora del centro universitario Santa Ana de Almendralejo y académica de la Real Academia de Extremadura de las Letras y las Artes. Ha recibido este año la Medalla de Oro de la Diputación de Badajoz.