Mi viaje favorito... Oeste de Francia, Bélgica, Luxemburgo, Suiza, Italia y Andorra

«Conducir sin un objetivo te hace caer en sitios increíbles, como los viñedos del Piamonte italiano»

Italia. Francisco Javier Refolio en una viña del Piamonte italiano./
Italia. Francisco Javier Refolio en una viña del Piamonte italiano.

En su maleta no falta nunca el 'kit extremeñito': un bote de pimentón, una botella de aceite de oliva virgen extra y otra de vino; y para él la gastronomía es una parte muy importante del viaje

Marisa García
MARISA GARCÍABadajoz

-¿Cuál ha sido su viaje favorito? ¿Cuándo lo hizo?

-Mi viaje favorito lo realicé junto a mi esposa en el año 2012 en coche. Fue una ruta por Europa recorriendo el oeste de Francia hasta Saint Michel, pasando por Bélgica, Luxemburgo, Suiza, Italia y Andorra.

-¿Volvería allí o es de los que siempre buscan destinos nuevos?

-Claro que he vuelto, un destino merece siempre segundas vueltas, bien sea para mejorar la primera o para indagar aquello que no pudo llevarse a cabo.

-¿A quién le recomendaría este viaje?

-A cualquiera que le guste conducir y tenga un espíritu un poquito aventurero. El objetivo de no marcarse claramente donde parar y conducir rutas de no más de 300 kilómetros, te hace caer muchas veces en sitios increíbles, como los viñedos del Piamonte italiano, el festival de música en la calle de Berna o las bodegas del río Musela a su paso por Luxemburgo.

-¿A dónde le gustaría ir si pudiera?

-A recorrer Rusia en coche.

-¿Cuál es el sitio que más le ha impresionado?

-Baños en Ecuador y la subida al volcán Cotopaxi.

-¿Cuántos viajes suele hacer al año?

-No hay un número cerrado, depende de muchos factores, pero intento que sean los más posibles, ya que es una de mis aficiones.

-¿Cuál es el lugar más raro que ha visitado?

-El cementerio nazi de Luxemburgo.

-¿Qué tipo de viajero es? ¿De los que planifica o de los que va a la aventura?

-Planifico una aventura. Me explico, planifico opciones posibles en un entorno cercano, pero sin cerrarme a opciones espontáneas sobre la marcha. Aunque, a decir verdad, todo depende del destino.

-¿Y suele mirar comentarios sobre hoteles, restaurantes o destinos antes de reservar?

-No, creo que las experiencias deben ser personales, no siempre lo que a otros no le funciona coincide con mi sensación.

«El cementerio nazi de Luxemburgo es el lugar más raro que he visitado»

-¿Qué tipo de viaje prefiere: los activos o los de relax?

-Sin lugar a dudas los activos, pero al finalizar la jornada intento generar actividades de relax.

-¿Mar, montaña o ciudad?

-Depende de la época del año. A decir verdad, la que sea, pero que se coma bien.

-¿Low cost o lujo?

-Si es posible, siempre lujo.

-¿Qué lugar visitó y quiso quedarse a vivir en él?

-Luxemburgo y Logroño.

-¿Qué viaje le ha defraudado y no recomendaría nunca?

-Milán, en Italia.

-¿Es la gastronomía una parte importante de su viaje?

-La más importante, un país guarda sus mejores secretos en una mesa con su comida y su bebida.

-¿Qué plato recuerda de su viaje favorito?

-Plato no lo recuerdo, ingrediente sí, la trufa blanca en Alba (Turín), el vino de hielo de Pinot Gris de (Luxemburgo), una cerveza Kwuac sentado en la Grand Place de Bruselas o una fondue de queso en Berna. En definitiva, son tantos, que el orden lo podría decir, pero todos tienen su importancia.

-¿Es de los que se atreve a probar de todo?

-Sí, de hecho me encanta el cuy asado (conejo de indias), típico en la ciudad de Cuenca en Ecuador

-¿Le gusta hacer fotos de sus viajes? ¿Es de los que les gusta compartirlos en las redes sociales?

-Me encanta hacer fotografías en general, por tanto el dejar plasmado un viaje en imágenes físicas es algo que en casa procuramos. De vez en cuando nos gusta verlas o cuando alguien que conocemos quiere información sobre un destino, qué mejor que ofrecérsela en imagen. En cambio, no me gusta compartirlas por redes sociales. Como decía anteriormente, las experiencias deben ser personales, sobre todo cuando no conoces el gusto de las personas que van a vivir las mismas.

«Un país guarda sus mejores secretos en una mesa con su comida y su bebida»

-¿Qué es lo que no falta nunca en su maleta?

-El 'kit extremeñino': un bote de pimentón, una botella de aceite de oliva virgen extra y una botella de vino, todo ello de marcas con denominación regional. Este kit siempre se queda en el lugar y en ocasiones hace entablar lazos de amistad y de consumo.

-Y en la vuelta ¿es de los que siempre necesita más espacio por las cosas que ha comprado? ¿Suele traer souvenirs de recuerdo?

-Sin duda, necesito espacio para traerme siempre algún vino o algún alimento del lugar, el kit extremeñino deja el espacio pero nunca el suficiente.

-¿Qué es lo que llevará seguro en su próximo viaje?

-Siempre que se pueda a mi familia, que es la parte esencial para disfrutar del viaje.

Perfil de Francisco Javier Refolio

Francisco Javier Refolio (Cáceres, 1978) empezó su formación en el sector de la restauración en Castellón de la Plana, la complementó en la universidad Laboral de Cáceres y en la Facultad de Turismo de la Universidad de Extremadura. En los últimos 16 años ha trabajado como docente de FP en la especialidad de Cocina y Pastelería en diversas escuelas de la región y en la actualidad regenta junto a un antiguo alumno dos establecimientos: Gastro Corregidor y Gastro Petit Beluga.