Los 'veloláser' ya multan en Extremadura

Miniradar instalado en el guardarraíl de una carretera extremeña. :: PAKOPÍ/
Miniradar instalado en el guardarraíl de una carretera extremeña. :: PAKOPÍ

Tres miniradares destinados al control de las carreteras convencionales operan en la región desde junio

José M. Martín
JOSÉ M. MARTÍN

Son casi indetectables debido a su pequeño tamaño, lo que facilita su manejo por parte de los agentes de Tráfico de la Guardia Civil. Los nuevos miniradares, denominados 'veloláser', ya están operativos en la región y desde el mes de junio se tramitan denuncias en función de los excesos de velocidad que detectan estos sistemas.

En Extremadura hay tres cinemómetros de este tipo. Uno de ellos opera en la provincia de Cáceres, otro se utiliza en Badajoz y el tercero se mueve en función de las necesidades del servicio, según confirma la Dirección General de Tráfico.

En los tres meses completos que han transcurrido desde su puesta en servicio, el número de denuncias que se han tramitado en la provincia de Badajoz a través de este sistema asciende a 67. En el mes de junio fueron 31, solo nueve en julio y 27 en agosto. Estos datos no existen para la provincia de Cáceres debido a que la DGT cacereña no realiza un desglose en función del método de captación para las denuncias relacionadas con la velocidad.

El sistema es capaz de captar los excesos de velocidad en los dos sentidos de circulación

Estos aparatos se están destinando «fundamentalmente al control de altas velocidades en vías convencionales», apuntan desde la DGT. Eso explica que el número de denuncias sea tan reducido en relación con el resto de radares. Por ejemplo, en 2017 la media de multas por exceso de velocidad detectada por radares fijos fue superior al millar mensual en la provincia de Badajoz.

La intención de Tráfico es incrementar el uso de estos miniradares en los próximos meses. Es un proceso que ya se está efectuando en septiembre, «una vez formados los operadores y actualizado su software operativo», detallan desde la DGT.

Doble sentido

Los motivos para su utilización en las carreteras nacionales son varios. Por un lado, Tráfico señala que en «el 29% de los casos de accidentes mortales en vías convencionales se apreció la velocidad como factor concurrente», por lo que se busca establecer un mayor control en estos tramos y concienciar sobre la necesidad de seguir las indicaciones de la señalización. «Circular a una velocidad adecuada podría evitar, prácticamente, una cuarta parte de los fallecidos en accidente de tráfico», añaden desde la DGT.

67 denuncias en la provincia de Badajoz

67 denuncias se han tramitado en los meses de junio, julio y agosto en la provincia de Badajoz gracias a los miniradares veloláser. En la actualidad se está incrementando su uso, para el que es necesario formar a los operadores en el nuevo sistema de detección.

Pero también se tienen en cuenta las características técnicas de los 'veloláser' a la hora de elegir su ubicación. El sistema es capaz de detectar velocidades máximas de 250 kilómetros por hora y en ambas direcciones, lo que es muy útil para las vías de doble sentido.

Fácil traslado

El pequeño tamaño de los radares facilita su instalación en los guardarraíles sin necesidad de un trípode, a la vez que posibilita una mayor rotación por las carreteras de la región, ya que se puede trasladar cómodamente en las motocicletas de los agentes.

Además, este sistema de detección de la velocidad está equipado con un iluminador nocturno infrarrojo que lo hace operativo por la noche y su manejo se puede realizar a distancia a través de dispositivos móviles gracias a la tecnología 3G/4G o a la conexión wifi.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos