Veinte municipios extremeños tienen alcaldes de listas que no han sido las más votadas

José Manuel Rama, alcalde de Villafranca de Ciudadanos, con su bastón de mando. /HOY
José Manuel Rama, alcalde de Villafranca de Ciudadanos, con su bastón de mando. / HOY

En cinco de ellos, entre los que destacan Jerez y Oliva, el regidor está en la candidatura que obtuvo menos apoyos para acceder al Pleno

Celestino J. Vinagre
CELESTINO J. VINAGRE

La celebración de las sesiones de investidura en todos los municipios extremeños salvo en Cordobilla de Lácara, donde debe volver a votarse, ha dejado veinte alcaldes procedentes de candidaturas que no fueron las más votados el 26 de mayo. No solo eso. Cinco ellos han accedido al bastón de mando siendo el concejal que ha accedido a los plenos con menor número de votos. El caso más llamativo entre los municipios más poblados es Jerez de los Caballeros, donde es alcalde es el único edil de Podemos, Juan Carlos Santana, en un Consistorio con trece concejales. También es reseñable que en cuatro ayuntamientos se han producido uniones entre PSOE y PP para las alcaldías e incluso se ha producido un tripartito, en el caso jerezano, entre PP, Ciudadanos y Podemos.

En Acedera, Badajoz, Esparragosa de la Serena, Jerez, Mengabril, Oliva de la Frontera, Puebla del Prior, Valdetorres y Villafranca de los Barros, en la provincia de Badajoz, y en Almaraz, Arroyomolinos, Ceclavín, Garganta la Olla, Membrío, Navaconcejo, Palomero, Pueblonuevo de Miramontes, Saucedilla, Torrejón el Rubio y Valverde del Fresno, en la cacereña, hay alcaldes o alcaldesas que no proceden de la candidatura más votada.

En trece de los casos, las uniones entre formaciones políticas han logrado desalojar al PSOE de los gobiernos locales. Así ha sucedido en Acedera (unión PP-IU), Badajoz, Jerez, Mengabril (Agrupación Joven-PP), Valdetorres (Actúa-PP), y Villafranca (Cs-PP). En territorio cacereño ha ocurrido en las localidades de Arroyomolinos (Extremeños-PP), Ceclavín (Extremeños-Ciudadanos), Garganta la Olla (Extremadura Unida-Cs-PP), Membrío (Unión de Ciudadanos Independientes-PP), Palomero (PP-Cs), Pueblonuevo de Miramontes (PP-Cs) y Torrejón el Rubio (PP-Actúa).

Cambio en Almaraz

Mientras, el PP, con Genaro Macías, era la lista más votada en el municipio pacense de Puebla del Prior, pero un acuerdo entre PSOE y Ciudadanos le ha impedido gobernar. La regidora es la socialista María del Carmen Delgado.

Lo mismo le ha ocurrido en Almaraz, donde los populares acumulaban cuatro legislaturas al frente del Consistorio con Sabina Hernández, alcaldesa desde 2004. En esta ocasión, Hernández no se presentaba como número uno sino como la segunda de la lista. El candidato del PP a la Alcaldía era Benjamín Abilio. Sacó 10 votos más que la candidatura socialista y empataron a ediles. El apoyo del único concejal de Almaraz Contigo al PSOE ha hecho alcalde de Almaraz a Juan Antonio Díaz.

También se ha quedado el PP sin la Alcaldía de Navaconcejo. Había empatado a concejales con el PSOE, pero con más votos. El voto de Somos Navaconcejo a la socialista Cristina Alonso le ha hecho alcaldesa de este pueblo del Jerte.

Ha habido cuatro casos de apoyo entre las listas del PSOE y las del PP, dos en cada provincia

Mientras, partidos regionalistas y locales también se han visto privado de gobernar a pesar de recibir más apoyos. Así le ha ocurrido a Extremeños en Saucedilla, en la comarca de Campo Arañuelo, al producirse un acuerdo a tres bandas entre los dos ediles del PP y los únicos de Independientes y PSOE. La alcaldesa es la popular Paloma López.

También en la provincia cacereña la Agrupación Local de Valverde no ha podido conseguir el bastón de mando al sumarse los votos de PSOE y PP. En este caso, han sido los populares los que han apoyado la candidatura socialista.

En territorio pacense, en Esparragosa de la Serena, la unión entre PSOE y PP ha dejado a una lista independiente (4 ediles) sin Alcaldía. Aquí los dos ediles socialistas han llevado a ser regidor al candidato popular Javier Villar (tiene 3).

Por último, el Colectivo Independiente Olivero (CIO) ganó las elecciones por un voto al PSOE en Oliva de la Frontera, en la comarca pacense de Sierra Suroeste. El CIO, con seis ediles, queda en la oposición merced al acuerdo entre socialistas (6 concejales) y PP (1). Ambos se reparten la Alcaldía durante cada dos años en esta legislatura.

Tanto las direcciones provinciales del PSOE pacense como la cacereña han desautorizado los apoyos formalizados por concejales de sus listas que han aupado a alcaldes a candidatos del PP. En todos los casos, las Ejecutivas socialistas provinciales van a abrir expedientes disciplinarios a esos ediles. En cambio, desde el PP se ha validado esos acuerdos con los socialistas.

Si en veinte municipios hay alcaldes de candidaturas que no han sido las más votadas el 26 de mayo más reseñable es aún la realidad de que en cinco de ellos quien ha sido designado alcalde es el cabeza de lista de la candidatura menos votada que ha logrado acceder al Pleno.

Así ha pasado en Jerez, Oliva (el único edil del PP es alcalde hasta 2021), Acedera (con regidor de IU, con dos ediles sobre siete), Palomero (alcalde de Cs, con igualmente dos concejales sobre siete) y Membrío (del PP, con solo un edil sobre los siete de la Corporación).

Los plenos de las entidades menores se constituyen el 25

En la región hay 22 entidades locales menores, con 10.475 electores en total. Son localidades que dependen legalmente de un municipio matriz aunque, en la práctica, gozan de una importante autonomía de gestión y dispone también de ayuntamientos (juntas vecinales). Se constituyen el próximo martes 25. Eligen alcaldes pedáneos. Doce de ellos son del PSOE. Son los de Barbaño, Entrerríos, Gargáligas, Guadajira, Hernán Cortés, Palazuelo, Ruecas, Valdeíñigos, Valdivia, Valdesalor, Vivares y Zurbarán. Al PP pertenecen cinco: los de Azabal, Los Guadalperales, La Moheda de Gata, Puebla de Alcollarín y Valdehornillos. Extremeños manda en Pradochano; Ciudadanos en Torrefresneda; Siex en El Torviscal y dos independientes estarán al frente de Navatrasierra y San Gil.