Extremadura atraerá la inversión de 3.000 millones en fotovoltaicas hasta 2021

El presidente de la Junta, Fernández Vara, este lunes junto a la ministra Teresa Ribera. :: /HOY
El presidente de la Junta, Fernández Vara, este lunes junto a la ministra Teresa Ribera. :: / HOY

El presidente de la Junta de Extremadura señala que la región acogerá 3.000 megavatios adicionales a los 2.000 ya autorizados

Juan Soriano
JUAN SORIANO

La Junta de Extremadura recibe el respaldo del Ministerio para la Transición Ecológica en su apuesta por las energías renovables, y especialmente en la construcción de plantas con una capacidad de producción de 5.000 megavatios entre 2018 y 2021, lo que supondrá una inversión de más de 3.000 millones de euros. Así lo expuso este lunes el presidente del Ejecutivo regional, Guillermo Fernández Vara, quien ha solicitado al Gobierno que contemple las infraestructuras de evacuación necesarias para que otros proyectos que se quieran promover en el futuro puedan ser una realidad.

El presidente de la Junta de Extremadura se reunió este lunes en Madrid con la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, con quien trató sobre el futuro del sector energético en la región.

Sobre la mesa una de las principales preocupaciones de la Junta, el desarrollo de las energías renovables en la región. El Gobierno regional explica que Red Eléctrica calcula la capacidad de evacuación teniendo en cuenta las infraestructuras de la red de transporte existente y también las previstas en el documento de planificación. Por lo tanto, se trata de un requisito necesario para obtener las autorizaciones administrativas y «un factor imprescindible y clave a la hora de valorar la viabilidad de un proyecto».

La Junta señala que actualmente la capacidad de evacuación en la red de transporte de energía eléctrica en Extremadura se encuentra agotada, lo que dificulta el desarrollo de nuevos proyectos de producción, como plantas fotovoltaicas.

El presidente extremeño recordó que a lo largo de los años 2018 y 2019 se va a iniciar la construcción de plantas fotovoltaicas con más de 2.000 megavatios de potencia, y que en los años 2020 y 2021 se pondrán en marcha otros 3.000, como consecuencia de una disposición adicional introducida en el real decreto-ley de medidas urgentes para la transición energética y la protección de los consumidores, en vigor desde el pasado 7 de octubre. Este lunes obtuvo el compromiso de que no se pondrá freno a estas instalaciones.

Más información

De cara al futuro, se habló sobre la planificación eléctrica 2021-2025. En este documento se recogen las infraestructuras necesarias para dar servicio a la red nacional, desde las grandes líneas de alta tensión a las subestaciones que alimentan a los trenes de alta velocidad. Extremadura solicita que se incluyan varias nuevas subestaciones que permitan la conexión de las plantas fotovoltaicas al sistema eléctrico nacional, así como equipamientos que sirvan de apoyo a las redes de distribución de nuestra región.

«Queremos que en esta nueva planificación energética, en la que está empezando a trabajar el ministerio, sean conscientes de que hay una comunidad autónoma con una demanda de casi 9.000 megavatios nuevos, además de los 5.000 que ya están previstos para los próximos años», expuso Fernández Vara.

El Ejecutivo pide nuevas infraestructuras para otros 9.000 megavatiosa partir de 2021

Además de la fotovoltaica, Fernández Vara también solicitó que se incentive la biomasa mediante la convocatoria específica de subastas para este sector. Este procedimiento permite asignar un cupo de energía a producir con una garantía de que se cubrirán los costes.

«El sector de las energías renovables se va a consolidar en el tiempo, es el futuro», aseguró el presidente extremeño. Por ese motivo, afirmó que ha pedido a la ministra Ribera que aquellas regiones que, como Extremadura, han generado una capacidad de producción eléctrica alta (tanto por lo hidráulico como por lo nuclear) «se las cuide especialmente».

Futuro de Almaraz

Según indica el Gobierno regional, Fernández Vara defendió la apuesta por las energías renovables ante la evidencia del cambio climático, pero «antes de tomar ninguna decisión sobre fuentes de energía del pasado hay que buscar soluciones para el futuro», dijo en referencia a la central nuclear de Almaraz.

El presidente extremeño insistió en que «Almaraz no podrá tener cierre si no hay alternativas en el entorno, tanto en materia energética como en materia de empleo».

Como propuesta, la Junta plantea que en el futuro pueda haber subastas especiales para determinados territorios, que permita que haya alternativas a las instalaciones que dejen de funcionar. En el caso del cierre de la nuclear de Almaraz, se trataría de impulsar subastas en la comarca de Campo Arañuelo.

Fernández Vara aseguró que la ministra ha recibido su propuesta con interés. «Me agrada que este ministerio esté pensando más en llaves para abrir que en llaves para cerrar», apuntó.

Asimismo, el presidente extremeño indicó que en la reunión también se habló sobre la construcción de depuradoras en pequeños municipios y el acuerdo que se firmará con las diputaciones provinciales para su ejecución.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos