Vara fija el 6 de noviembre como tope para presentar los Presupuestos 2019

Fernández Vara junto a la vicepresidenta y consejera de Hacienda, Pilar Blanco-Morales

El presidente de la Junta anuncia el inicio de una ronda de contactos con la intención de que las cuentas se aprueben antes de fin de año

Juan Soriano
JUAN SORIANO

Ya hay fecha para la presentación del proyecto de Presupuestos autonómicos para 2019. El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, anunció ayer que se ha fijado como tope el 6 de noviembre para registrar las cuentas en la Asamblea de Extremadura, tras lo que se iniciaría su tramitación parlamentaria.

Fernández Vara expuso ayer que la semana pasada el Consejo de Gobierno ya tuvo conocimiento del texto articulado, en el que se recogen las principales cifras y las medidas de calado normativo. En la reunión de ayer se analizaron algunas partidas, una labor que continuará en las próximas semanas.

De forma paralela, la Junta inició ayer los contactos con los grupos parlamentarios para negociar las cuentas del próximo año. El objetivo del Gobierno regional es poder cerrar un acuerdo a lo largo de noviembre para certificar la aprobación de la última Ley de Presupuestos de la legislatura.

Fernández Vara explicó que, con la presentación el 6 de noviembre, se podría conseguir la aprobación de las cuentas en la Asamblea a finales de diciembre. Como indicó, el próximo año será especial, ya que se celebrarán elecciones autonómicas. La disolución del Parlamento regional en marzo y el hecho de que el Gobierno regional vaya a estar en funciones hasta los comicios de mayo hacen que lo idóneo sea contar con los Presupuestos cuanto antes para poder aplicarlos.

El Estatuto de Autonomía establece que el Ejecutivo regional debe presentar su proyecto de Presupuestos antes del 15 de octubre. Sin embargo, en los últimos años esa fecha no se ha respetado por el retraso en la tramitación de las cuentas estatales, que recogen las cifras a entregar a las comunidades autónomas. En el presente ejercicio la situación no se ha desbloqueado hasta que PSOE y Podemos han anunciado un principio de acuerdo, lo que ha permitido al Gobierno remitir su plan presupuestario a la Comisión Europea, tras lo que se podrá iniciar la tramitación en el Congreso y el Senado.

En Extremadura, el retraso de tres semanas no tiene por qué ser un obstáculo para que se aprueben las cuentas antes del 31 de diciembre y evitar por tanto la prórroga automática de los Presupuestos 2018. De hecho, el pasado año el texto se registró el 23 de noviembre y, tras acortar los plazos, la ley definitiva se aprobó el 16 de enero. En 2017 el calendario fue similar y en 2016, después de que se rechazara el primer proyecto presentado por la Junta, el PSOE llegó a un acuerdo con el PP y la tramitación duró un mes y medio.

12 millones para investigación industrial

El Consejo de Gobierno autorizó ayer la convocatoria de ayudas destinadas a la financiación de proyectos de investigación industrial y desarrollo experimental realizados por empresas extremeñas, con una dotación económica de 12 millones de euros. Junto a esto, se dio el visto bueno a la contratación de las obras de transformación en regadío de 260 hectáreas de la finca comunal de Villanueva del Fresno, con un presupuesto de más de 2,3 millones de euros, cofinanciado en un 75% por fondos europeos.

Por otro lado, el Gobierno regional aprobó los decretos por los que se declaran bienes de interés cultural la ermita de Nuestra Señora del Ara, en Fuente del Arco, y la iglesia parroquial de San Juan Bautista, en Malpartida de Plasencia.

El presidente de la Junta también dijo que se contempla como fecha límite el 15 de diciembre para registrar en la Asamblea los proyectos y las propuestas de ley que anunció en el debate sobre el estado de la región, ya que en caso contrario no daría tiempo a que fueran aprobadas antes de marzo.

Fernández Vara señaló que las leyes de presupuestos representan «la política convertida en números» y destacó que es importante que se aprueben. Como ejemplo, expuso que el proyecto de cuentas del Estado para 2019 recogen tres cuestiones de calado para la región. Por un lado, la subida de las pensiones mínimas, de lo que se beneficiarían 160.000 extremeños. Por otro, el incremento del salario mínimo, con el efecto que puede tener en una subida salarial. Y en tercer lugar, una mayor dotación para la dependencia, lo que podría suponer de 10 a 12 millones más para Extremadura.

Rechazo del PP

Para que estas medidas se aprueben será necesario que el Gobierno socialista de Pedro Sánchez obtenga el respaldo de los grupos parlamentarios. De entrada, ya tiene un pacto con Podemos. Una opción que parece más cercana en Extremadura, sobre todo después de que el PP haya anunciado que no piensa llegar a un acuerdo con Fernández Vara.

El presidente de los populares extremeños, José Antonio Monago, afirmó ayer que no apoyará las cuentas que presente el PSOE porque Fernández Vara «ha mentido». Como recordó, la abstención del PP permitió la aprobación de los Presupuestos de 2016 y 2017. Sin embargo, afirmó que para ello «hubo unos requisitos» que no se han cumplido.

La posición del PP deja un posible acuerdo en manos de Podemos, la formación que el pasado año permitió la aprobación de las cuentas de 2018 después de llegar a un acuerdo con el Gobierno regional.

Ese pacto incluía varias partidas concretas, pero sobre todo una serie de cambios normativos en materias como vivienda, educación y servicios sociales. Entre ellos, el compromiso de reformar la ley de renta básica, una cuestión que se debe resolver en las próximas semanas.

La previsión es que los Presupuestos autonómicos del próximo año sean expansivos, ya que el Gobierno regional contempla un aumento de los ingresos tanto por el sistema de financiación como por los impuestos propios. En el plan económico financiero presentado este verano ante el Ministerio de Hacienda la Junta contemplaba un aumento de ingresos de 166 millones respecto al presente ejercicio, aunque la cifra final dependerá de las previsiones asociadas a fondos europeos.

Con unas cuentas en crecimiento las opciones de un acuerdo entre PSOE y Podemos parecen más factibles, aunque la formación morada quiere analizar el grado de compromiso de los acuerdos alcanzados el pasado año.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos