Vara insiste en hablar menos de banderas y más de los problemas de la gente

Vara insiste en hablar menos de banderas y más de los problemas de la gente

EFE MÉRIDA.

El secretario general del PSOE extremeño, Guillermo Fernández Vara, dijo ayer que hay que hablar menos de banderas y preocuparse más por los problemas reales de la gente. «La bandera española, sin el sistema nacional de salud y la escuela pública, no vale de nada».

Fernández Vara participó ayer en Esparragalejo en una convivencia de la agrupación local de su partido.

Fernández Vara destacó que los españoles han visto que durante los ocho meses de gobierno de Pedro Sánchez se ha evidenciado que hay muchas diferencias entre la derecha y la izquierda.

En su opinión, las reuniones del Consejo de Ministros son ahora espacios para trabajar por la gente.

Ha recordado la subida un 3% de las pensiones mínimas -«10 veces más que con Rajoy»- el incremento del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), el subsidio para mayores de 52 años, el apoyo a la dependencia, y la recuperación del prestigio de España en el mundo y en Europa. Ante más de 350 personas que asistieron en la Casa del Pueblo del PSOE de Esparragalejo, Fernández Vara dijo que en Extremadura los socialistas «hemos hecho las cosas, y eso que nos encontramos una ruina económica y social, y se ha reconducido la situación sin tocar los derechos de la gente».

Nunca entenderá, dijo, por qué el expresidente de la Junta y presidente regional del PP, José Antonio Monago, se cebó tanto con los más humildes. Lo achaca a que la derecha no cree en la igualdad.

En cuanto a los próximos comicios autonómicos, Fernández Vara asegura que «nos va a ir bien» porque, a su juicio, el PSOE es el único partido «que sabe dónde está y el único que se puede hacer cargo de este país» porque el resto no es capaz de hacerlo y se centran en debates internos.

En la jornada de convivencia se ha presentado a Francisco José Pajuelo como candidato socialista a la Alcaldía. Pajuelo cree que Esparragalejo ha cambiado mucho en los últimos cuatro años en materia de infraestructuras, en generación de empleo o riqueza.