Vara convoca a Cs y Podemos para buscar puntos de encuentro

Polo y Fernández Vara en la reunión de ayer. :: hoy/
Polo y Fernández Vara en la reunión de ayer. :: hoy

El presidente de la Junta no citará al PP porque «rechazó todos los pactos en la investidura»

Pablo Calvo
PABLO CALVOCáceres

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, convocó ayer al portavoz del grupo parlamentario de Ciudadanos (Cs), Cayetano Polo, a una reunión de trabajo para avanzar en posibles puntos de encuentro sobre la base de los acuerdos que ofreció en su discurso de investidura, a comienzos de verano.

Vara también ha convocado para hoy, a las nueve y media de la mañana, a la portavoz de Unidas por Extremadura (Podemos), Irene de Miguel.

Sin embargo, el PP no recibirá ninguna invitación para mantener un encuentro de trabajo de las mismas características.

Fernández Vara aseguró ayer a este diario, tras la reunión con el portavoz de Cs, celebrada a las seis de la tarde, que no tiene previsto convocar al grupo popular «porque estas reuniones son consecuencia de la investidura, en la que propuse seis pactos pero ellos dijeron no a todo y no hicieron propuestas».

El pasado junio, Vara ofreció a los grupos de la oposición alcanzar seis grandes pactos en áreas estratégicas para la región. Citó en este sentido un plan integrado de energía y clima, una estrategia de digitalización, un nuevo plan de vivienda, definir el uso de los fondos europeos, un pacto para hacer frente a la despoblación y, por último, un acuerdo en materia de infraestructuras para definir aquellas más necesarias.

Además, Ciudadanos planteó entonces la necesidad de disminuir la burocracia a la que hacen frente los empresarios extremeños cuando tramitan sus proyectos, asunto que recogió Vara. Este fue de hecho el principal tema abordado en la reunión de ayer y la idea es poder incorporar las acciones que se acuerden como medidas de acompañamiento a los próximos presupuestos regionales de 2020, aunque estos están supeditados en gran medida al desbloqueo del gobierno central.

Respecto a Unidas por Extremadura, en junio planteó un plan de movilidad y en la reunión de hoy se les pedirá que concreten las actuaciones para trabajarlas.

El PP sí reclamó en el debate de investidura una nueva ley de educación que, según Vara, se puede tratar cuando se avance en la estrategia de digitalización.

En las elecciones de mayo, el PSOE logró mayoría absoluta. No obstante, para la reforma del Estatuto de Autonomía que ha planteado (para suprimir aforamientos y facilitar las iniciativas legislativas populares), requiere el apoyo de dos tercios del Parlamento regional. Aunque el voto de Cs y Unidas por Extremadura sería suficiente, en este caso sí se quiere contar con el respaldo de todos los grupos.