Martin Strecker, de Deutz: «Vamos a producir en China y puede repercutir en la planta de Zafra»

Martin Strecker, en una imagen facilitada por el grupo alemán. :: hoy/
Martin Strecker, en una imagen facilitada por el grupo alemán. :: hoy

El grupo alemán factura 125 millones gracias a sus instalaciones extremeñas, claves para suministrar componentes a otras fábricas

CELESTINO J. VINAGREMÉRIDA.

La fábrica del grupo alemán Deutz en Zafra es, por número de empleos (542, de ellos 140 eventuales), la segunda industria de Extremadura. Su vicepresidente responsable de Recursos Humanos visita Extremadura la próxima semana. En una entrevista a HOY avanza sus planes de futuro.

-¿Cuál es el motivo de su visita?

-Hay varios. Considero importante, ante la apertura de las negociaciones para un nuevo convenio colectivo, reunirme con las secretarias generales de CC OO (Encarna Chacón) y UGT (Patrocinio Sánchez) en Extremadura para intercambiar información, opiniones e ideas. Está planificado también reunirme con la consejera de Educación y Empleo (Esther Gutiérrez) y poder compartir con ella la importancia de la planta para Deutz y también para la región. El tercer motivo es visitar nuestra Escuela de Negocios. Ya ha iniciado su actividad y en otoño será inaugurada oficialmente. Deseamos que la Casa Real pueda aceptar nuestra invitación para presidir el acto.

«Es muy importante lograr un acuerdo de negociación colectiva moderado»

-¿Qué supone Deutz Spain dentro del grupo? ¿Cuánto factura anualmente la fábrica extremeña?

-Nuestra planta en Zafra es un proveedor importante de componentes de motor para nuestras dos plantas de montaje en Alemania para la fabricación de culatas, bielas y engranes. Allí se fabrican componentes de alto valor para nuestros motores. La facturación de Deutz Spain con sus tres centros de trabajo asciende a 145 millones de euros. 127 millones son facturados en la planta extremeña.

-¿Cuál es la estrategia a corto plazo y el papel de Deutz Spain?

-Deutz se ha fijado el objetivo estratégico de impulsar la electrificación de los segmentos de maquinaria de construcción, agrícola y de manipulación de carga y con ello contribuir significativamente a la reducción de emisiones de CO2. Dado que en esos segmentos el motor de combustión seguirá jugando un papel significativo, por ejemplo como parte de un motor híbrido, incrementaremos nuestra posición de mercado. Para ello este año hemos creado tres empresas de capital compartido con sociedades chinas para producir en este país para su mercado y también para asegurar allí el negocio de repuestos. Vamos a apoyar con tecnología a nuestros socios para que los motores cumplan la próxima normativa de emisiones. La planta de Zafra juega un papel central como proveedor de componentes de motor. Es de esperar que si los criterios de calidad y costes son alcanzados por los proveedores chinos, éstos puedan suministrar su producción a otras regiones del mundo. Dado que esta situación puede repercutir en la planta de Zafra, es muy importante lograr un acuerdo de negociación colectiva moderado y orientado hacia el futuro.

-Su ubicación en Extremadura, ¿qué ventajas y desventajas tiene?

-Nuestra planta de Zafra pertenece a la familia de Deutz desde hace más de 30 años. Los trabajadores tienen una fuerte identificación con su trabajo. La mayoría de ellos trabaja desde hace tiempo, con un promedio de antigüedad de 16 años. Todo esto es una señal del alto grado de lealtad y de compromiso. El equipo de dirección de Zafra trabaja continuamente en mejorar la competitividad para compensar con las medidas las posibles desventajas de ubicación. En la Escuela de Negocios continuaremos apoyando la Formación Profesional Dual. Un desafío adicional es atraer y retener talento de otras regiones de España a Zafra. Otras desventajas son los costes logísticos para transportar la materia prima a Zafra y posteriormente llevar el producto final a Alemania, así como una infraestructura industrial en la región insuficiente y unos costes de energía comparativamente más altos.

-¿Cómo se ha comportado el sector en los últimos tiempos y qué perspectivas hay a medio plazo?

-En 2018 el grupo ha montado 200.000 motores. Las ventas y el resultado se han incrementado sustancialmente. El número total de empleados asciende a 4.645 trabajadores. El valor de la acción ha evolucionado también de forma positiva. En 2019 se ha estabilizado esta evolución positiva en el primer semestre, de tal forma que los objetivos definidos para el ejercicio se mantienen, no sin ser menos relevante la importancia de las medidas estratégicas adoptadas que mencioné anteriormente. Sin embargo, no se pueden descartar fluctuaciones coyunturales por la situación económica y política.

-¿Hay previsión de aumento de plantilla a corto plazo en Zafra o de nuevas inversiones en su planta?

-Deutz ha invertido en los últimos años más de 150 millones de euros para mantener la planta con tecnología puntera y asegurar su competitividad. Esto incluye también la contratación de personal adicional en los dos últimos años. Sin embargo, para la planta de Zafra es importante disponer de flexibilidad para poder adaptarse a los cambios y evolución de la demanda. El objetivo es dar a los empleados más seguridad y al mismo tiempo obtener flexibilidad. En la práctica, esto significa convertir contratos temporales en contratos indefinidos a tiempo parcial que permiten un tiempo de trabajo mínimo del 55% y un máximo del 90%, donde la empresa asume el riesgo de asegurar en todo momento y en cualquier circunstancia, con independencia de la demanda, la jornada mínima. Conforme se vayan creando vacantes estos contratos se transformarían a tiempo completo. Lamentablemente, en el último año no se pudo llegar a ningún acuerdo con el comité de empresa para su introducción. Cabe mencionar que Deutz Spain en los próximos 3 años realizará 50 contratos de jubilaciones parciales, lo que permitirá ir incorporando a personas jóvenes y cualificadas a la plantilla de Zafra. Con una demanda igual esperamos poder mantener una situación de empleo estable.

SUS DATOS

Biográficos
Nació en Göttingen en 1957.
Formación
Licenciado en Psicología por la Universidad de Erlangen-Nürnberg. Estudios de planificación de recursos humanos en Michigan Ross School of Business y de programa de desarrollo acelerado para gerencia en London Business School.
Experiencia profesional
Dirección de personal y desarrollo en Diehl Fundación; director de personal y políticas sociales en Brose GmbH & Co KG; director corporativo de personal de Benteler AG; y director de personal y políticas sociales de Deutz.

Más