Así ven los turistas Extremadura

Así ven los turistas Extremadura

El casco viejo de Cáceres y el Teatro Romano de Mérida, los sitios que más valoran los visitantes

Antonio J. Armero
ANTONIO J. ARMEROCáceres

Impresionante. De cuento. Increíble. Maravilloso. Joya. Excelente. Precioso. Realmente bonito. Poesía hecha arquitectura. Visita obligada. Son palabras escritas en el último mes por turistas que visitaron la ciudad monumental de Cáceres. Y que leerán una parte de quienes están ahora pensando en conocer uno de los destinos de referencia en Extremadura. Estas críticas en la web Tripadvisor, una de las más populares entre la legión de viajeros que utiliza Internet como guía para sus vacaciones y escapadas, dan una pista sobre qué opinan los visitantes que se acercan hasta Extremadura. Para Cáceres, lo mismo que para Mérida, Badajoz o Plasencia, la mayoría de las críticas son positivas, pero no todas, claro está. En este y en otros populares sitios de Internet abundan las palmadas en la espalda, pero no faltan las collejas. Y el puente festivo que comenzó el pasado jueves es una nueva oportunidad para recolectar de unas y de otras.

Más información

Igual que una mayoría queda más que satisfecha con su visita al centro histórico cacereño, hay quien opina que los conjuntos de Toledo o Segovia son más bonitos. También hay quien cree que cobrar doce euros por entrar al teatro romano de Mérida es un atraco, quienes opinan que comer en el centro de Plasencia resulta excesivamente caro y quien cree que la puerta de Palmas no merece la pena. Aunque no solo las opiniones dan una idea de lo bueno y lo mejorable de la región como destino turístico. La propia elección de dónde ir y qué visitar ya resulta útil para saber qué es lo que más gusta a quienes eligen la comunidad autónoma para sus días libres.

Tripadvisor dispone de una pestaña en la que los usuarios responden a la pregunta de qué hacer en el destino. Para que valga como referencia, las cinco visitas mejor puntuadas en Madrid son, por este orden, el parque del Retiro, el museo del Prado, el Thyssen-Bornemisza, el estadio de fútbol Santiago Bernabéu y el Palacio Real. Conviene tener claro que no es una lista de los lugares más bonitos o los más importantes desde el punto de vista histórico o patrimonial, sino de los que más satisfacen las expectativas de los visitantes. Puede haber presencias y ausencias sorprendentes, pero ya se sabe lo que ocurre con los gustos y los colores.

Los sitios mejor puntuados

En Extremadura, el primer lugar en esa lista es para el museo de Apple y de historia de la computación, que Carlos Izquierdo, diseñador y programador web abrió el año pasado en Cáceres. Aunque la reina en este espacio es la famosa marca de la manzana -hay ordenadores Macintosh desde el año 1984-, también están presente otras, como IBM, Spectrum, Dragon o Amstrad. El podio de visitas con mejores comentarios lo completan la ciudad monumental de Cáceres y el teatro romano de Mérida. Este último también colecciona elogios: sorprendente, majestuoso, impresionante, espectacular, una obra de arte...

Los siguientes hasta llegar a los diez lugares de la región que mejores críticas tienen en esta web -el orden se fija teniendo en cuenta el número de críticas y las puntuaciones otorgadas- son los siguientes: el puente de Alcántara, el meandro el Melero (en Las Hurdes), el parque nacional de Monfragüe, el centro histórico de Trujillo, el paraje natural de la garganta de los Infiernos (en el valle del Jerte), Granadilla (el pueblo abandonado) y la librería La puerta de Tanhäuser (Plasencia). O sea, nueve de las diez recomendaciones más populares están en la provincia de Cáceres.

Del puesto once al veinte en este ranking, seis son sitios de Mérida: el puente romano, el Museo Nacional de Arte Romano, el anfiteatro, el templo de Diana, el acueducto de los Milagros y el casco histórico. Plasencia ocupa el puesto 21, Zafra el 23 y el bario judío de Hervás aparece en el 24.

Entre las críticas, los 12 euros que cuesta entrar al Teatro Romano de Mérida o «el abandono» de la alcazaba de Badajoz

En la provincia de Badajoz, los lugares preferidos por los visitantes que luego dejan su opinión en el citado sitio digital son, además de los ya mencionados, el museo etnográfico González Santana (en Olivenza) y Rincón Nazarí, un café-bar en Badajoz que es el lugar más recomendado de la capital, por delante de cualquier monumento. Los otros atractivos turísticos de la ciudad más poblada de la región son la alcazaba, en el puesto doce entre los sitios a visitar en la provincia, la plaza alta (en el catorce) y la puerta de Palmas (en el quince).

Teniendo en cuenta que la subjetividad es la característica principal de los comentarios, que pueden ser mejores o peores en función de la experiencia vivida, la predisposición con que se encara el viaje y otras circunstancias personales, hay algunos que ayudan a retratar las carencias de los destinos. «Mejor no visitar en lunes porque la mayoría de los monumentos cierran», aconseja una internáuta tras su estancia en Cáceres. Otro asegura que es «absolutamente inaccesible para personas con movilidad reducida». Y un tercero apunta que «es una pena que un lugar tan bonito no tenga vida». Hay que tener en cuenta, no obstante, que los comentarios negativos son una clara minoría. De entre casi 2.700, el setenta por ciento califican su experiencia como excelente, que es la máxima puntuación posible, y un 17 por ciento como muy buena.

El reclamo turístico con mejores puntuaciones y comentarios en Tripadvisor es el museo de Apple en Cáceres

Los porcentajes son casi idénticos cuando se habla del teatro romano de Mérida, el principal reclamo de la capital autonómica. Suma más de 4.200 comentarios, y aunque el 96 por ciento califican la visita como excelente o muy buena, también hay quien terminó decepcionado. Varios visitantes muestran su contrariedad porque se prohiba la entrada a los perros si no son lazarillos -los que acompañan a las personas con dificultades de visión-, y otros se declaran en contra de «la restauración realizada». Y como ya se ha reseñado, son también varios los que consideran que doce euros por persona es un precio excesivo.

Satisfacción media alta

En cualquier caso, el grado de satisfacción media de los visitantes del teatro romano de Mérida o de la ciudad monumental de Cáceres es superior al que muestran quienes se acercan hasta otros lugares conocidos de la región. En el caso de la alcazaba de Badajoz, el porcentaje de quienes le otorgan la máxima calificación baja al 48 por ciento.

Muy bonita, increíble, grandiosa, una sorpresa, imperdible, un buen paseo, una preciosidad... Junto a estos elogios, aparecen también visiones más negativas. «Al igual que la ciudad de Badajoz, nos pareció que estaba descuidada», escribe un turista. «Si ya estás en Badajoz, pues acércate y echas un vistazo, pero si te estás informando sobre los atractivos de la zona, yo no iría», aconseja otro, para quien el lugar es «una muralla bastante mal cuidada que tiene dentro un aparcamiento enorme». «Recinto amurallado muy mal conservado y muy dejado», resume otro. Un último viajero resume su paso por la capital afirmando que «no cuenta con ningún monumento reseñable», y añade que la puerta de Palmas «no vale gran cosa».

A Plasencia, el 49 por ciento de los usuarios que comentan en Tripadvisor (algo más de quinientas opiniones) la califican como excelente, y el 40 por ciento le dan la siguiente nota, que es 'muy bien'. «Tiene un patrimonio histórico-artístico enorme», apunta un usuario de la web. «Sorpresa maravillosa», «ciudad imprescindible de visitar», «preciosa», «un descubrimiento», «una ciudad como ya solo quedan pocas en este mundo de la prisa y los nervios a flor de piel», «genial», «espectacular»... No le faltan los elogios a la capital del Jerte. Pero tampoco las críticas, como al resto. Un visitante la califica como «ciudad trampa para los turistas», y lo explica: «Desayunar (cafe, tostada y zumo) por cinco euros en todos lados -escribe-, un precio a mi juicio caro, y una coincidencia en lo que cobran que resulta sospechosa». «La ciudad defrauda, no es especialmente monumental salvo el edificio del Parador y la catedral. Y se entra a ella por un polígono industrial», opina otro. Y un tercero escribe: «Probablemente en invierno la ciudad tenga más vida, pero en verano es una ciudad bastante muerta».

También hay quien cree que el parque nacional de Monfragüe es «algo monótono, siempre el mismo paisaje con su omnipresente encina». Y quien considera que el paseo hasta llegar al paraje natural de los pilones, en la garganta de los infiernos, «no es gran cosa y te pasas el ochenta por ciento del tiempo espantando moscas». También hay quien no volvería a visitar el Real Monasterio de Nuestra Señora de Guadalupe porque cree que el lugar no es sino «una exaltación de la riqueza y la ostentación», y otro a quien la experiencia le defraudó porque no le dejaron tomar fotos ni grabar vídeos.

En cualquier caso, en todas estas ciudades, monumentos, parajes naturales o negocios privados que atraen turistas a la región, las críticas pierden por goleada ante los aplausos.