El traslado en helicóptero del 112 Extremadura será más rápido con las nuevas aeronaves

Tripulación del helicóptero, este miércoles en la base de Malpartida de Cáceres. / Armando Méndez

Estarán presentes en la base de Malpartida de Cáceres y en el hospital de Don Benito-Villanueva

EFE

El acceso y el traslado de pacientes con los dos nuevos helicópteros de transporte sanitario aéreo asignados al servicio del Centro de Atención de Urgencias y Emergencias 112 será «mucho más rápido» al incrementarse su velocidad de crucero en más de un 20% y su velocidad máxima en un 24.

Se trata de una de las mejoras de estas aeronaves, presentes en la base de Malpartida de Cáceres y el hospital de Don Benito-Villanueva, tras haber sido adjudicado un nuevo contrato, por cuatro años más dos prorrogables, por un valor de 1,9 millones de euros anuales.

Según ha explicado hoy el consejero de Sanidad y Políticas Sociales, José María Vergeles, en la presentación de estos nuevos helicópteros en la base del Polígono 'Las Arenas' de Malpartida de Cáceres, el nuevo contrato presenta mejoras con respecto al de 2008, que actualmente estaba prorrogado con la misma empresa con el que se ha firmado el actual.

Una mejor climatización de la cabina del helicóptero, pues hasta ahora no había aire acondicionado, mayor espacio en la cabina que permite un pasajero más y un mejor acceso del paciente, mejoras en la electromedicina, es decir, en el desfibrilador semiautomático, las máquinas de bombas de perfusión y todo lo que tiene que ver con el sistema de oxigenoterapia, son otras de las novedades de este servicio.

Hay un ahorro sustancial porque el contrato estaba «inexplicablemente» prorrogado durante algunos años y ya pagaba por encima de los precios de mercado, y ahora habrá un ahorro de unos 80.000 euros anuales, «lo que permitirá que lo podamos reinvertir en la sanidad que se merecen los extremeños», ha apuntado Vergeles.

El nuevo helicóptero con base en Malpartida de Cáceres ya ha empezado a funcionar y el de Don Benito comienza ahora, ha dicho el consejero.

Entre los dos helicópteros, en lo que va de 2018 llevan más intervenciones que en el mismo periodo de 2017, cuando se superaron los 370 servicios, mientras que este año se superarán las 400 actuaciones, la media anual.

La mayoría de estos son transportes primarios, es decir, atención a enfermedades muy graves, infartos agudos de miocardio, accidentes cerebrovasculares o traumatismos craneoencefálicos, etcétera, en localizaciones de difícil acceso para ambulancias medicalizadas.

Además, atiende y traslada de urgencia a víctimas de accidentes de tráfico y realiza entre 70 y 80 transportes interhospitalarios al año dentro de la región y con centros de otra comunidad autónoma.

Las aeronaves completan alrededor de 400 horas de vuelos al año, con una mayor carga de trabajo para la del hospital de Don Benito-Villanueva, un 51 por ciento de la actividad, ha explicado el consejero.

En ellas van dos miembros de la tripulación del helicóptero, uno de ellos con la titulación de técnico de emergencias sanitarias, requisito que se ha incorporado en este contrato, el enfermero, el médico y el enfermo.