De tesis y filósofos

De tesis y filósofos
AGAPITO GÓMEZ VILLA

Como sabrán, al presidente del Senado, don Manuel Cruz, lo han pillado con el carrito del helado. Me explico: según el ABC, en su tesis doctoral, 'Filosofía contemporánea', ha copiado de otros filósofos no sólo largos párrafos literalmente, incluso los ejemplos explicativos. Lo cual que me estoy imaginando la conversación entre Pedro y Manuel:

Manolo, que he pensado en ti para presidente del Senado. Yo te lo agradezco mucho, pero tengo que confesarte una cosa: en la tesis he copiado párrafos enteros de un montón de filósofos, y como me pillen, me funden. Calla hombre, ¿por eso te vas a preocupar? Tú por lo menos te has molestado en hacerla; a mí me la hicieron enterita: ni me molesté en leerla siquiera; sólo tuve que poner mi nombre. Y aquí me tienes tan campante. Y si me pillan, de dimitir, ni pensarlo; estaría bueno: ¡con el trabajo que me ha costado ser presidente del Gobierno!

Qué quieren que les diga. No puedo estar más de acuerdo con Pedro. No por el plagio, claro, sino por la nula relevancia social de los plagiados: una punta de filósofos, ninguno de los cuales va a contribuir a la curación del alzhéimer. Qué importancia, o mejor, qué trascendencia tiene, pues, el haber copiado sendas tesis. ¡Ninguna! Lo suyo no pasa de ser una cosa fea. ¡Si hubiesen plagiado a Nikola Tesla! Voy con ello.

Como uno no tiene mucho conocimiento del pensamiento filosófico («prefiero la peripecia vital de un hombre a toda una filosofía», dijo alguien, y yo lo comparto: Russell, Pániker, J. Marías, Savater), y como sé que me pueden caer chuzos de punta, he preguntado sobre el particular a varios sabios:

Mister Hawking, qué opina usted de la filosofía: «La filosofía ha muerto». ¿No le parece muy fuerte dicha afirmación? «La filosofía no se ha mantenido al corriente de los desarrollos modernos de la ciencia, por lo que los científicos se han convertido en los portadores de la antorcha en la búsqueda del conocimiento». Pregúntele, si no, a Bertrand Russell, que se va usted a enterar. Thank you, good man.

Good morning, mister Russell, me llamo Agapito Gómez y nací un 18 de mayo como usted. Ah, entonces pregunte lo que quiera. Me han dicho que no le tiene usted mucha simpatía a Aristóteles. «Aristóteles es el personaje más nefasto de la historia de la humanidad». No será para tanto. ¿Que no? Por su culpa, la ciencia sufrió un frenazo de casi dos mil años: se cargó el «método científico» que habían iniciado los jonios. Pregúntele, si no, a Galileo.

Y con las mismas, me fui a Pisa, en la cima de cuya imposible torre (¡qué vértigo me dio!) andaba el hombre dejando caer a la par piezas de hierro dispares:

Qué hacemos, señor Galilei. Aquí ando, demostrándole a Aristóteles que los cuerpos caen a la misma velocidad, independientemente de su peso. Y eso que dicen que es el más listo de los filósofos, que si llega a ser del montón.

Espero que con estas entrevistas haya quedado claro que carece de toda trascendencia el que referidas lumbreras, Pedro y Manuel, hayan fusilado sus tesis: han plagiado a personajes de pensamiento muerto, o sea, plano, como el suyo. En cualquier caso, la culpa sería de la Universidad: qué nivel, Maribel.