Un terremoto de 4,9 grados se siente en varias localidades extremeñas