Don Teófilo el de Vox

Teófilo Amores es concejal de Vox en Cáceres. :: HOY/
Teófilo Amores es concejal de Vox en Cáceres. :: HOY

En Badajoz, Vox pide cambiar Almosassa por Cristianosassa

J. R. Alonso de la Torre
J. R. ALONSO DE LA TORRE

El concejal de Vox en Cáceres se llama Teófilo, pero es uno de esos caballeros con aire venerable a los que apetece tratar de usted, con el don delante, un don Teófilo que suena muy propio, muy pertinente. Además, sus propuestas, en general, son tan respetables, moderadas y respetuosas que no parecen de Vox.

Don Teófilo tiene más aspecto de ilustre republicano que de ultra recio y rancio. Su biografía está unida a la gestión, a la empresa y a la cultura, siendo un clásico ateneísta del que se conocía su preocupación por la historia o la filosofía antes que por la política. Profesionalmente, como abogado y secretario de la Cámara de Comercio de Cáceres, había velado por el buen hacer empresarial. Y en lo político, lo único que se sabía de él eran sus veleidades socialistas de la primera madurez, como certifican algunas fotos en las que aparece junto a Felipe González. Demostrándose así que el PSOE es la mayor cantera de políticos cacereños pues el líder municipal de Ciudadanos, Francisco Alcántara, también anduvo en compañía militante de los del puño y la rosa.

En las entrevistas que se le hicieron durante la campaña de las municipales, don Teófilo ya se desmarcó de la doctrina general de su partido en los temas relacionados con la mujer, dejando a la afición un poco descolocada. Después, ha presentado alguna moción de carácter clásico y ortodoxo para su partido como la que aboga por crear una escuela taurina municipal. Pero su última propuesta ha provocado mucha sorpresa, además de concitar apoyos en general por ser coherente y lógica, pero nada común en Vox.

Al escuchar que un concejal proponía cambiar radicalmente el callejero cacereño para quitar nombres que no nos dicen nada y colocar en su lugar nombres de mujeres extremeñas ilustres, un vecino de la calle Viena, donde viven mis padres y que sería una de las que cambiarían su nombre por el de una extremeña importante... Al escuchar la propuesta, ese vecino comentó que ya estaban los de Podemos con sus tonterías feministas. Cuando le hicimos notar que no era una moción de Podemos, sino de Vox, por poco le da un soponcio al hombre.

Don Teófilo denuncia que en Cáceres el callejero está plagado de nombres de varones y los de señoras (52) son más de santas y vírgenes que de mujeres civiles destacadas. Su documentada aportación crítica es propia de un ateneísta estudioso, meticuloso, sensato y moderno, nunca de un cortijano con patillas. Para entender a don Teófilo y el desconcierto que provoca en las mentes de piñón fijo, hay que fijarse en su apellido: Amores. Es decir, proviene de Ceclavín, el pueblo de mi madre, y los ceclavineros son tan suyos que de ellos se puede esperar cualquier cosa, incluido este feminismo histórico, callejero y cívico de don Teófilo.

En Badajoz, Vox es más Vox y eso tranquiliza porque en política, a la gente le gusta que los líderes se comporten según los tópicos al uso, es decir, que sean predecibles. En Badajoz, los de Vox son más de «¡a mí la legión!» que de «¡vivan las mujeres ilustres de Extremadura!». Son tan Vox, Vox, Vox, que quieren cambiar Almosassa por Cristianosassa y en vez de celebrar una fiesta rememorando el glorioso pasado árabe del reino taifa de Badajoz, cuando la ciudad fue capital de un estado que iba desde Mértola con su puerto fluvial hasta Coimbra pasando por Lisboa... En vez de celebrar el momento más importante de su historia, quieren que se celebre su rutinaria reconquista por el rey Alfonso IX.

En eso, Cáceres no tiene problema. Aquí ya celebramos la reconquista cristiana con quema de dragones y convertimos a las princesas moras en gallinas. Si don Teófilo fuera del sector «a mí la legión» de Vox, seguramente pediría conmemorar cada 26 de agosto la llegada de Franco a Cáceres para convertirla en capital oficiosa de la España Nacional. Como es descendiente de Ceclavín, o sea, heterodoxo, pide que se dediquen 140 calles a mujeres.