Las temperaturas de julio en Extremadura registran una anomalía de entre -1 y -2 grados

Mapa de temperaturas en España de la Aemet/
Mapa de temperaturas en España de la Aemet

A nivel nacional, el mes de julio de 2018, a diferencia de los de los últimos años, ha tenido un carácter normal en temperaturas y húmedo

EUROPA PRESS

Las temperaturas del pasado mes de julio en Extremadura han registrado una anomalía de entre -1 y -2 grados, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

A nivel nacional, el mes de julio de 2018, a diferencia de los de los últimos años, ha tenido un carácter normal en temperaturas y húmedo, pues ha sido un 5 por ciento más lluvioso en el conjunto de España, ha indicado la Aemet, que sin embargo ha destacado la «importante desigualdad en cuanto a temperaturas y precipitaciones en distintas zonas del país.

Más información

En concreto, la temperatura media en España en el séptimo mes del año fue de 24,2 grados centígrados (ºC) y registró una precipitación media de 21 litros por metro cuadrado.

En cuanto a las temperaturas, el mes ha sido 0,2ºC más cálido de lo normal respecto al periodo de referencia y se convierte en el décimo más cálido o el noveno más frío del siglo XXI y el decimoctavo julio más cálido desde 1965.

Por zonas, el mes fue frío o muy frío en el cuadrante suroeste de la Península y, por el contrario, cálido o muy cálido en el tercio norte y en el tercio este de la Península, así como en Baleares.

En el resto de la Península ha sido un julio normal mientras que en Canarias también resultó variable de unas zonas a otras, siendo cálido en zonas altas y normal o frío en el resto.

Entre las anomalías, la Aemet señala que han sido hasta de -2ºC en gran parte del centro y sur de Extremadura y en el oeste de Andalucía y próximas a -1ºC en el resto de Extremadura y en el centro de Andalucía.

Por el contrario, julio ha contabilizado anomalías térmicas positivas de 1ºC en amplias zonas de Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco, noreste de Castilla y León, La Rioja, Navarra, Aragón, Comunidad Valenciana, Región de Murcia, este de Andalucía y Baleares, llegando a alcanzar valores próximos a 2 ºC en algunos puntos de estas regiones e incluso superiores en el norte de Almería.

Sobre la oscilación térmica, la Aemet apunta que las máximas quedaron en promedio 0,1ºC por debajo del valor normal pero las mínimas se situaron 0,4ºC por encima de las normales, por lo que la oscilación térmica diurna fue medio grado menor que la normal en el mes de julio.

Respecto a la evolución mensual, el mes de julio empezó con temperaturas «ligeramente por debajo» de las normales para la época y empezaron a ser normales a partir del día 6, una situación que se mantuvo hasta el día 11. El resto del mes los termómetros estuvieron en torno a los valores normales, excepto tres breves episodios, dos en los que estuvieron por debajo de los normales, los días 15 y 16 y los días 20 a 22 de julio, y otro de temperaturas cálidas, del 28 al 31 del mes.

Las máximas más altas se alcanzaron a final del periodo, en Alcantarilla-base aérea, con 41ºC el día 28; Murcia, con 40,7 ºC ese mismo día; Córdoba aeropuerto, con 40,5ºC el día 31 y Málaga, donde se midieron 39,9ºC el día 29.

Por el contrario, las mínimas más bajas fueron las de el Puerto de Navacerrada, con 6,2 ºC el día 16; los 7,3ºC de Izaña, el día 1; los 8,6ºC de Molina de Aragón, el día 15 y los 9,5ºC de León, el día 5 de julio.

Lluvia

Respecto a las precipitaciones, la Aemet indica que julio ha sido húmedo en su conjunto, con un 5 por ciento más de lluvias respecto del periodo de referencia 1981-2010 y destaca que la distribución a lo largo del mes ha sido «desigual» y afectaron sobre todo a la mitad norte peninsular y al este de Baleares.

El mes fue muy húmedo en las regiones cantábricas, norte de Castilla y León, así como en pequeñas áreas del cuadrante nordeste peninsular, sur de gran Canaria y Menorca, mientras que ha sido muy seco en un área entre Madrid, Cuenca y Guadalajara, y en algunos otros puntos del interior peninsular.

Las cantidades acumuladas a lo largo del mes han superado los valores normales en la franja norte desde el este de Galicia hasta el oeste de Navarra incluidas amplias zonas de Castilla y León; en otra extensa área que abarca La Rioja, centro y sur de Aragón, suroeste de Cataluña y norte de la comunidad valenciana, y en algunas zonas de Pirineos, provincia de Gerona e isla de Menorca, y se duplicaron los valores normales en muchas de estas zonas.

Sin embargo, no se ha superado ni el 25 por ciento de los valores normales en gran parte de la mitad sur peninsular y de Canarias, suroeste de Castilla y León, Madrid, diversas zonas de las provincias de Guadalajara, Lérida, Tarragona y oeste de Baleares. En algunas zonas del sur de Galicia y del norte de Aragón, las precipitaciones acumuladas tampoco alcanzaron ni la mitad de los valores normales.

Los primeros diez días del mes las precipitaciones cayeron sobre la mitad norte, interior de la provincia de Valencia y sur de la de Albacete, así como al norte de Mallorca y superaron los 30 litros por metro cuadrado en algunas zonas de Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco, La Rioja, norte de Burgos y Palencia, y en pequeñas áreas de Pirineos.

Entre el 11 y el 20 de julio las precipitaciones aumentaron y también se registraron en las provincias de Valencia, Albacete y en Extremadura. De hecho, la AEMET apunta que en el País Vasco y Cantabria se llegaron a acumular más de 100 litros por metro cuadrado, mientras que en Asturias, algunas zonas de Castilla y León, Cataluña, norte de Castellón y la Rioja, y sur de Aragón, se acumularon más de 30 litros por metro cuadrado.

Los últimos diez días, las precipitaciones disminuyeron y afectaron al cuadrante nordeste, Baleares, Galicia y regiones cantábricas y solo se acumularon más de 30 litros por metro cuadrado en zonas de Pirineos y provincia de Castellón.

Las precipitaciones máximas diarias de julio se observaron en Santander aeropuerto el día 11, con 83 litros por metro cuadrado y en Oviedo, 48 litros por metro cuadrado y el día 12, con 46 litros por metro cuadrado en Igueldo.

El dato de Santander es un nuevo récord en la serie mensual de precipitación diaria de este observatorio, que acumula datos desde 1954. El anterior récord se registró en julio de 1967 cuando se recogieron 71 litros por metro cuadrado. También en este observatorio se supera la precipitación máxima acumulada en un mes ya que este julio ha llovido 190 litros por metro cuadrado, que supera la anterior efeméride mensual de la serie que fue el dato de 107 litros por metro cuadrado en 2011.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos