Los técnicos de Hacienda cifran en 10 millones la pérdida en lucha antifraude por la supresión de despachos

Los técnicos de Hacienda cifran en 10 millones la pérdida en lucha antifraude por la supresión de despachos

EFE

Los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) estiman que la desaparición de los despachos individuales en la Agencia Estatal de la Administración Tributaria (AEAT) y la Intervención General del Estado (IGAE) podría suponer en Extremadura una pérdida superior a los 10 millones en los resultados de la lucha contra el fraude.

En una nota, señala que estos espacios de trabajo diáfanos y compartidos, denominados «praderas», afectan a la productividad y al rendimiento.

Advierte de que a estas pérdidas -que en España cifra por encima de los 595 millones- habría que añadirles el impacto económico de la ralentización en el control del gasto en el sector público estatal.

Pero al margen de este «menoscabo» para las arcas públicas, los técnicos avisan de que la estructura física de la AEAT y la IGAE podría estar vulnerando el derecho a la intimidad y a la protección de datos «de hasta 16 millones de contribuyentes en España».

Una desprotección, argumenta Gestha, que viene motivada por la «imposibilidad» de garantizar la confidencialidad así como por la dificultad de preservar el sigilo y la discreción de las actuaciones tributarias, aduaneras y de la contabilidad y auditoría pública.

Precisa que la supresión de las barreras físicas parte de una interpretación «un tanto equivocada y restrictiva» de una orden del Ministro de Hacienda de 11 de abril de 2013 que, según denuncia, está provocando el descontento y quejas por esta falta de intimidad de contribuyentes y asesores fiscales, que se sienten «observados» y «escuchados» por personas ajenas.

Por ello, Gestha animará a los colegios profesionales de la asesoría tributaria a que formalicen las quejas de sus asociados y pedirá al ministro de Hacienda que nombre el futuro Gobierno que revise la interpretación de la orden para que mantenga, y en su caso recupere, el uso de despachos individuales para los técnicos de la AEAT y de la IGAE.