Del taxi al vehículo VTC

Jorge Caldera, con uno de sus vehículos con licencia VTC. :: hoy/
Jorge Caldera, con uno de sus vehículos con licencia VTC. :: hoy

Las menores restricciones para trabajar hacen que profesionales del volante cambien de licencia

CANDELA CARMONA/L. E.BADAJOZ.

La guerra entre los taxistas y los conductores de vehículos con licencia VTC (Uber y Cabify) acaparó informativos y titulares durante el verano pasado.

El problema nunca alcanzó dimensiones llamativas en Extremadura a pesar del rápido incremento de estos últimos durante el último año, aunque en el caso de la región los VTC no son Uber o Cabify, que son los servicios más populares en el resto del país.

Según publicó HOY el pasado 8 de julio, las licencias de este tipo se dispararon en Extremadura durante el último año de 30 a 232. La mayoría pertenecen a la provincia de Badajoz, con 223, frente a las nueve registradas en Cáceres, según los datos oficiales del Ministerio de Fomento.

Más información

¿Por qué crecieron tanto durante el último año? Según explica la Consejería de Transportes, durante los años 2015 y 2016 (cuando este negocio inició su expansión) se registraron muchas solicitudes de nuevas licencias. Aunque la Junta las denegó inicialmente en vía administrativa, los tribunales han venido dando la razón a los peticionarios en diferentes sentencias. Por eso, en los últimos meses el Ministerio de Fomento ha autorizado 185 licencias a diferentes empresas de la región. Al menos son seis juicios los que ha perdido la Junta en este sentido.

Los VTC son vehículos que tienen autorización para ejercer la actividad de arrendamiento de vehículos con conductor, tienen un servicio de prepago y no cuentan con parada en ningún punto en concreto establecido.

En Extremadura hay en la actualidad 888 licencias de taxi, distribuidas en 516 en Badajoz y 372 en Cáceres.

Como se ha apuntado antes, la Junta de Extremadura era bastante reacia a dar este tipo de licencias. Se basaba en la ratio que establece la ley: una licencia de VTC por cada 30 de taxi. Pero ya existen sentencias que dan la razón a las empresas.

Por ejemplo, a principios del año 2018, el Tribunal Supremo condenó a la Administración regional a conceder a una empresa diez autorizaciones de alquiler de vehículos con conductor. Antes se las había denegado porque se superaba la ratio, pero el Supremo consideró que no se pueden rechazar las autorizaciones solicitadas antes del 21 de noviembre de 2015, día en el que se aprobó el real decreto que reguló las limitaciones a las licencias.

El aumento se debe a que se concedieron las que estaban pendientes en los juzgados

Un hecho llamativo es que hay muchos taxistas que se 'cambian de bando' y solicitan licencias VTC bajo el nombre de empresas, ya que, según estos, proporcionan más libertad.

Uno de ellos es Jorge Caldera, responsable de Trip Extremadura. Fue taxista durante ocho años y desde hace cuatro dirige una empresa de VTC en Cáceres. «Solicité las licencias a la Junta y me las concedieron. Me cambié por las limitaciones que me ponía la ley en torno al taxi. Si operas en Cáceres solo puedes subir a bordo a clientes en esa ciudad. Quería crecer y no esperarme a que llegaran clientes a mi parada; quería ofrecer un servicio diferente».

Buscó alternativas y las encontró en los vehículos de alquiler con conductor. «Cuando tomé la decisión de pasar a los vehículos VTC se lo comenté a mis compañeros del taxi. Al principio estaban detrás de mí para ver si cumplía todo. Ahora también me tienen muy controlado y llega un momento en que te hartas», añade.

Desde la empresa Extremadura Bussines Class, dedicada al transporte con conductor, confirman también que existe una gran cantidad de taxistas que están pidiendo licencias VTC, ya que estas les permiten recoger clientes en varias localidades. Los taxistas solo pueden hacerlo en aquella población donde tienen la licencia.

Sin límite

Cada profesional del taxi no puede tener más de una licencia, mientras que las VTC no tienen límite. Por eso, una parte de los conductores de estos vehículos son los titulares y conducen el vehículo, pero otros trabajan para empresas que tienen las licencias. Son por tanto empleados. Además, su regulación está sujeta a la competencia de cada comunidad autónoma.

Según el representante de Radiotaxi en Badajoz, Luis Giraldo, los VTC no son una competencia para los taxistas en la región mientras que se cumpla la ley.

Además, explica que un taxista puede tener también licencia VTC, pero no puede trabajar al mismo tiempo con ambas, tiene que tener un empleado que conduzca el vehículo. Añade que han denunciado a dos compañeros que incumplen la ley trabajando con taxi y VTC simultáneamente. Asegura que han comunicado esta situación al Ayuntamiento y esperan que se tomen medidas.

A pesar de todo esto, Extremadura continúa siendo una de las comunidades con menos licencias de vehículos de alquiler con conductor en España, donde hay un total de 15.802, más de la mitad de ellas en Madrid, que lidera el ranking con 8.033; seguida por Andalucía, con 2.312; y Cataluña, con 2.220.