«Solo voy a pagar seis euros de matrícula»

La mayoría de los alumnos realizan su matrícula a través de Internet. :: /CASIMIRO MORENO
La mayoría de los alumnos realizan su matrícula a través de Internet. :: / CASIMIRO MORENO

Ayer se realizaron en la UEx las primeras matriculaciones en las que se aplican las bonificaciones del nuevo decreto | Los estudiantes no tendrán que pagar el 99% de los créditos que hayan aprobado en primera convocatoria durante el curso anterior

José M. Martín
JOSÉ M. MARTÍN

Los estudiantes de la Universidad de Extremadura hacen la matrícula a través de Internet. Son muy pocos los que se acercan, en pleno verano, hasta las secretarías de las facultades extremeñas para formalizar la elección de asignaturas de cara al curso que empezará en septiembre.

En las primeras horas de la mañana de este jueves, en el campus de Badajoz había más niños en edad escolar, pertenecientes a campamentos urbanos, que universitarios. Y de estos últimos un buen número acudió a solicitar su título tras haber concluido los estudios de grado o de máster.

Además de la opción que permite hacer la matrícula a distancia, la poca presencia de estudiantes este jueves se explica porque –primer día en el que los alumnos veteranos podían hacer el trámite– era una jornada reservada a los que tuvieran más de un 7,9 de nota media.

Ana García es una de las universitarias que cumple ese requisito y ayer se matriculó en tercero de Magisterio de Educación Primaria. Como el curso pasado aprobó los 60 créditos que componen el segundo año de este grado, para el próximo le han bonificado el 99% de los créditos que suman las diez asignaturas que tiene por delante. «Solo voy a pagar seis euros de matrícula», informa.

Más tendrá que pagar Ester Piñero, que afrontará a partir de septiembre el que espera que sea su último año en el grado de Enología. «La matrícula va a ser cara, porque me quedan dos asignaturas y ninguna de ellas es de primera matrícula, con lo que no entran en la posibilidad de bonificación», comenta. También tendrá que hacer el TFG (Trabajo de fin de grado), que tiene seis créditos y que sí le serán bonificados porque tiene asignaturas aprobadas en primera matrícula durante el curso pasado. «Por lo menos me ahorraré la parte proporcional del trabajo», comenta esta futura enóloga.

Dudas

Los estudiantes que en la mañana de ayer acudieron a las secretarías de su facultades también lo hicieron para resolver dudas. Algunos de ellos no tenían claro cómo se iba a aplicar la bonificación y si era posible solicitar otro tipo de ayudas. «Yo haré la matrícula la próxima semana, pero he venido para que me expliquen si la bonificación se cuenta por créditos o por asignaturas; he preguntado en varios sitios y no me han sabido dar respuesta», decía Santiago Martín al salir de Educación. Por ello, este estudiante de Magisterio, ya teniendo claro que la bonificación es por créditos, todavía no había podido calcular el coste que tendría el próximo curso.

En el mismo centro hacía cola Marina del Carmen Acosta. Su intención era entregar la documentación de su matrícula en el cuarto curso del grado de Educación Primaria. Ella comenzó la carrera sin beca, pero las buenas notas obtenidas hicieron que fuera recibiendo bonificaciones por las matrículas de honor logradas.

El curso pasado volvió a sacar la calificación máxima en varias asignaturas. «No pago los créditos porque con las matrículas de honor me salen gratis, pero ahora aunque saque un cinco tampoco los tendría que pagar», lamentaba Acosta, que ve en la bonificación del 99% una forma de desmotivar a los estudiantes que merecen las calificaciones más altas. «Para qué me voy a esforzar si económicamente no tengo ninguna diferencia», criticaba esta alumna, que reclama que haya otro tipo de recompensas para aquellos universitarios que sacan las mejores notas.

En teoría, la medida fue aprobada para que la UEx pudiera competir con las universidades de otras comunidades a la hora de atraer a alumnos. La idea es frenar el éxodo de estudiantes extremeños a otros centros universitarios. Según los datos que maneja la UEx, el 50% de las personas que hacen la Ebau en la región (la antigua Selectividad) salen a continuar con su formación fuera de Extremadura, principalmente en Andalucía, pero también en Castilla y León.

Otro de los estudiantes que estaba en el campus en la mañana de ayer era Jorge Lorenzo. «Me matricularé de asignaturas de tercero y cuarto de Matemáticas», indicaba mientras iba mirando en su teléfono móvil las diferentes materias. Haciendo honor a sus estudios, él ya tenía calculado lo que se iba a ahorrar. «Me costará unos cien euros y me correspondería pagar cerca de 800, por lo que la diferencia es considerable», detallaba Lorenzo.

Las matriculaciones continuarán hasta el día 30 de julio y los funcionarios del campus de Badajoz prevén que el grueso de estudiantes acuda a partir del viernes 26. «Son los días reservados para la notas medias (entre cinco y seis), las más habituales, y vendrán por aquí porque habrá dudas al ser el primer año que se aplica la bonificación», indicó uno de los trabajadores de la facultad de Ciencias Económicas.

¿Quiénes tienen derecho a la ayuda?

La bonificación del 99% del precio de los créditos es una opción que está al alcance de todos los alumnos. No hay criterios de renta familiar que impidan acceder a la ayuda, pero solo se aplica sobre el primer grado, máster oficial o titulación equivalente. De esta forma, los estudiantes veteranos –aquellos que ya hayan realizado algún curso de su carrera– y que no sean beneficiarios de una beca MEC podrán acogerse a esta medida que plantea el decreto aprobado por la Junta de Extremadura el pasado 21 de mayo.

Quienes vayan a formalizar su matrícula en el periodo actual podrán solicitar la beca MEC –por la que les saldría gratis– y en caso de que les sea denegada tienen la posibilidad de acogerse a la bonificación. Así, no tendrán que pagar el 99% del precio de los créditos que hayan aprobado en primera matrícula durante el curso anterior.