Solo el 21% de los bebés extremeños toma lactancia materna exclusiva

Solo el 21% de los bebés extremeños toma lactancia materna exclusiva

El Banco de Leche Materna de Extremadura intenta potenciar este tipo de alimentación al menos durante los primeros seis meses de vida, como recomienda la OMS

EFE

El Banco de Leche Materna de Extremadura pretende potenciar y divulgar este tipo de lactancia, que sirve de alimento exclusivo durante los seis primeros meses de vida solo al 21 por ciento de los bebés en la región.

José María Brull, director del Banco de Leche Materna, ha recordado que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que el niño se alimente de leche materna exclusivamente durante ese periodo, algo que no se da por lo general y que quieren revertir «por el bien del bebé y de la propia madre».

Según los últimos datos de Extremadura, un 68 por ciento de los bebés solo se alimenta de lactancia artificial en los primeros seis meses, frente al 21 que sí cumplía la recomendación.

La Biblioteca Pública de Cáceres acoge desde el pasado sábado hasta este viernes una serie de actividades para conmemorar la Semana Europea de la Lactancia Materna, organizadas por la asociación Amaryi, grupo de lactancia y crianza respetuosa de Cáceres que componen unas 44 madres.

Charlas sobre los beneficios, su funcionamiento y la donación de leche materna, así como talleres sobre primeros auxilios, alimentación complementaria, cuentacuentos, masajes, porteo, yoga y musicoterapia son algunas de las actividades. Brull ha participado en una de estas charlas el martes.

Funcionando desde junio de 2012, el Banco de Leche Materna, que contó con unas 60 donantes el pasado año, pretende potenciar y divulgar este tipo de lactancia, además de cubrir las necesidades de este alimento en los bebés prematuros, más de cien al año en Extremadura.

«El beneficio más importante para el bebé es que se está alimentado de leche de su propia especie. Somos mamíferos y lo lógico es que mame de su especie, consiguiendo mayor tolerancia digestiva y las proteínas que necesita el cachorro humano, no el ternero», ha explicado Brull.

«El beneficio más importante para el bebé es que se está alimentado de leche de su propia especie. Somos mamíferos y lo lógico es que mame de su especie» josé maría brull, director del banco de leche materna

Incluye, además, factores de crecimiento, hormonas, componentes antiinfecciosos que en una leche de farmacia no se encuentran, según Brull, que también alude a los beneficios al llegar los niños a la adolescencia, en la que tienen menor índice de obesidad, menor riesgo de padecer diabetes e hipercolesterolemia.

Brull justifica por «comodidad o desconocimiento» las bajas cifras de madres que siguen la recomendación de la OMS de alimentar así a su bebé, que implicaría unas pérdidas por de 450 dólares a las industrias farmacéuticas por cada uno que se pasara a la leche materna.

«Hay muy poca información y desde los años setenta, con la incorporación laboral de la mujer, se fomenta la lactancia artificial porque es más sencillo y rápido, cualquier persona puede preparar un biberón, y se ha ido perdiendo la lactancia materna, con sus propiedades», ha afirmado Vanesa Ledesma, de la asociación Amaryi.

En su opinión, es algo que hay que fomentar pues «cualquier especie del reino animal mamífero lo hace», por lo que pretenden que se vea de forma natural y que cualquier madre con su bebé en un parque esté amamantando y «nadie se gire a mirar», ha dicho Ledesma.

El pasado domingo el Quiosco de la Música de Cánovas fue testigo de una tetada pública organizada por la asociación durante la semana europea de la lactancia materna, que se celebra en la semana 41 del año, fecha en la que comenzaría la lactancia tras un embarazo de 40 semanas iniciado el 1 de enero.