Las solicitudes de ayudas al alquiler duplican la convocatoria anterior

Cartel anunciador de una vivienda en alquiler en Mérida. :: j. m. romero/
Cartel anunciador de una vivienda en alquiler en Mérida. :: j. m. romero

La Junta de Extremadura ha recibido 4.000 peticiones de subvenciones para los dos programas del nuevo plan estatal

Juan Soriano
JUAN SORIANO

La convocatoria de las nuevas ayudas estatales al alquiler recibe 4.000 solicitudes, prácticamente el doble de las que se registraron en la entrega anterior, que pasó de 2.000 demandantes.

La Junta de Extremadura abrió el pasado mes de enero la primera convocatoria de ayudas con cargo al Plan estatal de vivienda 2018-2021. Entre los programas creados hay dos destinados al alquiler, uno específicamente para jóvenes y otro para población en general. Aunque su aprobación compete al Gobierno, la gestión corresponde a las comunidades autónomas.

El plazo de presentación de solicitudes para estos dos programas expiró el pasado 25 de febrero, aunque aún es posible que se reciban peticiones que hayan sido entregadas en alguno de los registros habilitados. La dotación es de 4,2 millones de euros, mientras que la convocatoria de 2017 contó con 3 millones.

Respecto al antiguo plan los criterios de renta son menores y la ayuda máxima es mayor

Según indica la Consejería de Sanidad y Políticas Sociales, el programa de ayuda a los jóvenes para alquiler de vivienda habitual y permanente ha recibido 2.015 peticiones, mientras que el programa general cuenta con 1.884. Los datos están contabilizados hasta mediados de marzo.

Varios factores explican la buena aceptación de estos programas. Por un lado, el nuevo plan estatal cuenta con un programa específico para jóvenes, a los que se facilita por tanto el acceso a una ayuda que además cuenta con mejores condiciones.

En concreto, podrán optar a esta subvención los menores de 35 años que cumplan con los criterios de renta y que abonen por el alquiler de su vivienda un máximo de 525 euros mensuales cuando se trate de los municipios de Almendralejo, Badajoz, Cáceres, Don Benito, Mérida, Navalmoral de la Mata, Plasencia y Villanueva de la Serena; mientras que en el resto de la región el tope es de 425 euros al mes.

En estos casos, la ayuda llega hasta el 50% de la renta mensual. En el programa general los requisitos sobre ingresos y coste del alquiler son los mismos, pero el importe de la subvención es de hasta el 40% de la renta mensual, aunque puede llegar hasta el 50% cuando las personas beneficiarias de la unidad de convivencia tengan más de 65 años de edad en la fecha de presentación de la solicitud.

En el programa anterior el tope también era del 40%, pero se establecía un máximo de 2.400 euros al año (200 euros al mes). Junto a esto, los requisitos de renta disponible eran más estrictos, con lo que era más difícil optar a la ayuda.

Además, en los nuevos programas estatales el periodo subvencionable abarca desde el 1 de enero de 2018 al 31 de diciembre de 2020. Tres años completos, con la posibilidad de optar a la ayuda con efecto retroactivo para compensar el retraso en la aprobación del nuevo plan. Sin embargo, la convocatoria de 2017 estaba destinada exclusivamente a financiar las rentas de alquiler de ese año.

Ayudas regionales al alquiler

Junto a esto, hay que tener en cuenta que desde la convocatoria de 2017 a la actual la Junta de Extremadura ha puesto en marcha nuevos programas de ayudas al alquiler, con lo que las opciones para los demandantes son mayores.

En concreto, la Secretaría General de Arquitectura y Vivienda cuenta con la bolsa pública para el alquiler de viviendas con precios asequibles y una bolsa privada, aunque no ha tenido gran aceptación. También se ha creado una línea específica para personas que esperan la asignación de una vivienda de promoción pública (vivienda social), en la que se incluye a demandantes que han sido desahuciados por no pagar el alquiler de su casa.