Una sentencia obliga a la Junta a abonar a Leda parte de una deuda correspondiente a 2016

Una sentencia obliga a la Junta a abonar a Leda parte de una deuda correspondiente a 2016

El Ejecutivo deberá pagar 23.261 euros a la empresa de transportes por las rutas Oliva de la Frontera-Cáceres, Manchita-Don Benito y Salvatierra-La Lapa-Zafra, por el período comprendido del 1 al 14 de septiembre

EUROPA PRESS

El Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 1 de Mérida ha estimado íntegramente el recurso presentado por la empresa Líneas Extremeñas de Autobuses (Leda) en contra de la Junta de Extremadura, que deberá abonar a la empresa una parte de la cantidad adeudada en concepto de responsabilidad patrimonial correspondiente al año 2016.

En concreto, la Junta de Extremadura deberá abonar a Leda un total de 23.261 euros, según informa la empresa a través de nota de prensa.

En una sentencia firme, emitida con fecha de 3 de junio, el citado Juzgado condena a la Junta de Extremadura a abonar esta suma, más los intereses legales correspondientes, así como también las costas derivadas del procedimiento judicial, señala Leda.

En concreto, la sentencia condena al Ejecutivo regional a pagar 20.343,93 por la ruta Oliva de la Frontera-Cáceres, 2.344,52 euros por el itinerario entre Manchita-Don Benito y 573,08 euros por el enlace entre Salvatierra-La Lapa-Zafra, por el período comprendido del 1 al 14 de septiembre de 2016.

Una sentencia que, a juicio de la empresa, «viene a reconocer la legítima reclamación que ha venido expresando en los últimos años», y que pone de manifiesto que «el gobierno regional no ha cumplido en tiempo y forma con sus obligaciones, colocando a esta empresa extremeña contra las cuerdas y perjudicando gravemente a los 70 trabajadoresque tiene en plantilla y que han sufrido retrasos en el pago de sus nóminas«.

Añade la empresa que esta sentencia supone «un espaldarazo al gran esfuerzo que hemos realizado en los últimos años para que los extremeños no padezcan interrupciones del servicio», y que según asegura, «solo ha sido posible con el sacrificio de nuestros trabajadores».

No obstante, ha concretado que esos 23.261 euros que la Junta deberá pagar ahora, «solo constituyen una parte reducida de la cantidad adeudada en 2016», que según los datos que aporta la empresa, alcanza los 218.156 euros y a los que se añaden 461.732 euros, correspondientesa 2017, y 345.842 euros, pertenecientes al primer semestre de 2019.

Por todo ello, Leda ha mostrado su deseo de que esta sentencia firme sirva para que el Gobierno autonómico «asuma su error y pague las cantidades que durante demasiado tiempo ha estado negando a la empresa«, y señala que »no desea volver a los tribunales para cobrar las cantidades pendientes«, algo que podría »evitarse con simple voluntad política y con seriedad en el cumplimiento de las obligaciones adquiridas«, concluye.

Al ser cuestionada por HOY, la Junta de Extremadura cree que «este pronunciamiento judicial, referido exclusivamente a un determinado período y en relación con unos determinados servicios complementarios, no prejuzga ningún otro derecho económico», ha afirmado.