La procesión del Cristo Resucitado congregó a cientos de personas en La Paz de Almendralejo

El encuentro entre el Cristo Resucitado y la Virgen ayer congregó a numeroso público. :: g. c.

Termina una Semana Santa en la que la lluvia impidió que salieran las seis procesiones del Jueves y el Viernes santos

GLORIA CASARES

Después de varios días de lluvia, ayer el sol lució en el Domingo de Resurrección en Almendralejo y los ciudadanos se echaron a las calles para presenciar en masa el último desfile procesional de la Semana Santa.

Con un recorrido algo más largo de lo normal, tras pasar por la carrera oficial colocada junto a la calle Real, la procesión de la Hermandad del Cristo Resucitado llegó pasadas las dos y cuarto de la tarde a la avenida de La Paz, donde se produjo el encuentro con la Virgen de la Candelaria.

Como suele ser ya tradicional, frente a la estatua de la Libertad se produjo el encuentro entre el Cristo Resucitado, portado por costaleros, con su madre, la Virgen que llevaban cuatro costaleras de San Roque, comandadas por la capataz Elisa. Un encuentro muy emotivo, en el que hasta en tres ocasiones se rozaron los pasos en una solemne y rápida carrera para recrear el beso de una madre a su hijo resucitado frente a los responsables de las hermandades y autoridades.

Cuatro desfiles

Se ponía así fin a una Semana Santa irregular, en la que el Martes Santo procesionó con normalidad la hermandad de San Roque y el Miércoles Santo hizo lo propio la de Los Estudiantes, a la que, sin embargo, sorprendió la lluvia, pero sin afectar al desfile, que se vio obligado a salir con cuarenta minutos de retraso para evitar el agua.

Seis procesiones supendidas

En cambio, los tres desfiles procesionales del Jueves Santo y los otros tres del Viernes Santo tuvieron que suspenderse por la lluvia. Las hermandades no quisieron correr riesgos en unas noches en las que la lluvia hizo su aparición de forma intermitente y con bastante fuerza, además del aire.

Carrera oficial

Desde el Consejo de Hermandades de Almendralejo se hace un «balance muy bueno en cuanto a las intenciones y a los preparativos, como de costumbre y mejorando».

Sin embargo, fuentes de las hemandades lamentaron que muchas procesiones no pudieran salir por la lluvia.

Sobre la carrera oficial, iniciada este año para que todas las procesiones pasaran por un tramo entre el final de la calle Pizarro y la plaza de la Constitución, las mismas fuentes aseguraron a HOY que «ha sido un punto muy bueno». Por ello, aunque ha sido una cuestión experimental este año, no descartan que pueda repetir en otras ediciones.

Además, contestaron a algunas críticas recibidas de la barriada de San José, porque la procesión no ha pasado por las calles que recorría tradicionalmente, apuntando que la escasez de costaleros impedía alargar una hora más el desfile.