'Las Pasaderas' acoge el emocionado encuentro

Virgen de los Dolores en su salida del pasado viernes. :: g. s./
Virgen de los Dolores en su salida del pasado viernes. :: g. s.

FRAN HORRILLO

El Jueves Santo el silencio inunda las 'Pasaderas' en Villanueva de la Serena con el emocionado encuentro del Nazareno con la Virgen de los Dolores. Este momento se ha convertido con los años en uno de los más conmovedores de la Semana Santa villanovense. Prueba de ello, es la gran cantidad de personas que se congregan año tras año en la plaza de Maura donde la madre y el hijo se encuentran.

En este caso, la espléndida talla de la Virgen, obra de Mariano Benlliure, desciende por la calle Lares desde la Asunción bajo palio, en su segunda salida esta Semana Santa, tras la del Viernes de Dolores. Mientras que la expresiva y bella talla del Nazareno, de Eduardo Pino, se acercará a la plaza desde la iglesia de San Francisco, donde fue trasladado en la noche del Miércoles Santo, acompañado de la Virgen del Calvario.

El silencio es sobrecogedor cuando están cara a cara y solo es roto por la voz desgarrada de algún saetero.

A medianoche, también sale a la calle la imponente talla del Cristo de la Pobreza, obra de Gabino Amaya, que realiza su recorrido mediante un vía crucis.