Numerosos devotos acompañan al Via Crucis por la parte antigua de Trujillo

El Cristo de la Fe en un momento del trayecto. :: JSP

Hoy es el turno del encuentro de La Oración en el Huerto y María Magdalena

JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

La parte antigua de la ciudad se volvió a impregnar anoche de fe y devoción, con la celebración del tradicional Vía Crucis, organizado por la Junta de Cofradías. A pesar del frescor de la velada, decenas de personas, un año más, formaron parte de la comitiva que partió de la iglesia de San Santa María. No faltaron integrantes de la corporación municipal. La imagen utilizada fue el Cristo de la Fe. El desarrollo fue muy parecido al de otras ediciones, con la participación de las agrupaciones que forman esa Junta de Cofradías.

Este 'camino de la cruz' fue dirección a la iglesia de San Francisco escoltado por palacios y casas solariegas llenas de historia. Comenzó pasada las nueve de la noche. En primer lugar, se colocaron los hermanos cofrades, cada uno con sus tradicionales hábitos. Seguidamente, se situó el Crucificado, que fue sacado del templo por componentes del Santo Sepulcro. Integrantes de esta cofradía leyeron las primeras estaciones del Vía Crucis en diferentes puntos del recorrido. Así, según avanzó ese itinerario, las agrupaciones se fueron turnando, tanto en la lectura como en portar la imagen. Después, fue el turno del Cristo del Perdón, seguida de Las Angustias y Cristo Amarrado a la Columna. Su relevo lo cogieron integrantes de la Soledad de los Antiguos Cruzados Eucarísticos. Las últimas tres estaciones fueron leídas por componentes de la Oración en el Huerto y María Magdalena, mientras sus compañeros portaban la imagen hasta llegar a San Francisco.

En este Vía Crucis no solo participaron vecinos de la localidad, sino también algunos visitantes. Como cada año, el recogimiento se unió a un recorrido que transcurre por centenarias calles y plazas, lo que le hace ser más vistoso y atractivo.

Oración en el Huerto

La programación de la Semana Santa trujillana continúa hoy. La actividad se centra en la Cofradía Oración en el Huerto y María Magdalena. Esa agrupación contará con la iglesia de La Consolación, conocida por Los Hermanos, habitualmente cerrada al culto, para hacer el besapiés de su imagen titular. También celebrará una eucaristía a las ocho de la tarde. La Magdalena estará situada en la iglesia de San Francisco. Como novedad, lucirá un traje que ha recuperado Noelia Ávila, así como una capa nueva, elaborada por esta misma profesional.

A las nueve de la noche, ambas imágenes saldrán en procesión, hacia la el paseo Ruiz de Mendoza, en las traseras del palacio Juan Pizarro de Aragón. La Oración en el Huerto estará acompañada tanto por su banda, como por la del Cristo del Perdón. La Magdalena, portada solo por mujeres, irá con el acompañamiento musical de la banda de La Soledad. Una vez en el paseo, se producirá 'el encuentro' entre las dos imágenes. No faltarán las saetas.