La estación procesional del Silencio cierra los desfiles del Viernes Santo cauriense

Imagen de la estación procesional del Santo Entierro. :: karpint/
Imagen de la estación procesional del Santo Entierro. :: karpint

La unión de cofradías acompañará conjuntamente al Santo Entierro

ELADIO PANIAGUA SIMÓN

Cuando la tarde del Viernes Santo avanza, la unión de cofradías penitenciales de la Semana Santa cauriense acompaña conjuntamente a la procesión del Santo Entierro, luciendo la indumentaria propia de cada cofradía. Con salida desde la catedral, en este desfile de cofradías procesiona el paso del Santo Sepulcro, del siglo XVII, una bella urna churrigueresca de madera policromada dorada con columnas salomónicas, que porta la imagen articulada, también barroca, del Cristo Yacente, que en otros tiempos representó el Descendimiento en la Puerta del Perdón de la catedral. En este Santo Entierro acompaña al Hijo, transida de dolor, la Virgen de los Dolores.

El itinerario de la estación procesional comienza en la catedral para proseguir por Alojería, Cuatro Calles, Rúa de los Paños, plazas de la Cava y del Rollo, calle Encierro, plaza del Mentidero, Corredera, plaza de San Pedro, Monjas, Plaza de España, calle Obispo y volver a la plaza de la catedral.

Cabe destacar que el Viernes Santo se cierra con la procesión de la Soledad o del Silencio, que organiza la cofradía de la Santa y Vera Cruz y donde procesiona la Virgen de los Dolores, talla del siglo XVIII. La Virgen, en riguroso silencio, es acompañada por el pueblo cauriense, que recorre las calles del casco histórico.

El itinerario comienza en la catedral y continúa por Alojería, Rúa de los Paños, plazas de la Cava y del Rollo, calle Encierro, plaza del Mentidero, avenida de Sierra de Gata, San Nicolás, avenida Extremadura, Corredera, Plaza de San Pedro, Monjas, Plaza de España, calle Obispo y finaliza en la plaza de la catedral.