El Descendimiento y el Santo Sepulcro salen a escena en la Pasión placentina

Cristo de la Agonía, que si el tiempo lo permite, desfilará hoy por las calles de la ciudad. :: hoy/
Cristo de la Agonía, que si el tiempo lo permite, desfilará hoy por las calles de la ciudad. :: hoy

Las dos cofradías sacan a la calle hoy y mañana algunos de los pasos más apreciados de la Semana Santa en la ciudad Cofradía del DescendimientoCofradía de la Soledad y el Santo Sepulcro

REDACCIÓN PLASENCIA.

Los cofrades placentinos miran al cielo. Como ocurre en media España, la lluvia amenaza con echar al traste los preparativos y la espera paciente de todo un año, aunque las previsiones son más pesimistas para la procesión de hoy que para la de mañana. Según la Aemet (Agencia Estatal de Meteorología), hay un noventa por ciento de posibilidades de que llueva en la ciudad a las nueve de la noche de hoy, hora prevista para que comience la procesión de la Cofradía del Santísimo Crucifijo y Descendimiento de la Cruz.

Si el cielo lo permite, recorrerán el centro urbano sus tres pasos, alguno de ellos con un sitio fijo entre los más apreciados de la Semana Santa local. El del Descendimiento está formado por siete figuras (Jesucristo, María, San Juan, María Magdalena, Arimatea, Nicodemo y Estéfano) y pesa más de una tonelada. Todas son obra de José Gerique excepto la talla de María Magdalena, que es de Manuel Romero Ortega. El paso mide dos metros y medio de ancho, tres de largo y 3,6 metros de alto, lo que obliga al medio centenar de hermanos de carga que lo portan a extremar el cuidado durante su paseo por el casco antiguo de la ciudad, en particular cuando abordan las calles más angostas. Hasta hace unos años, en vez de medio centenar lo sujetaban entre 14 y 16 hombres, pese a ser una de las tallas de mayores dimensiones de cuantas se pueden ver cada año en la Pasión placentina.

PROCESIONES DE HOY

uNombre completo
Cofradía del Santísimo Crucifijo y Descendimiento de la Cruz.
uIndumentaria
Túnica morada, cíngulo amarillo y capa y guantes blancos.
uPasos
Cristo de la Agonía (talal anónima del siglo XVI), Descendimiento de la Cruz (seis de las piezas son de José Gerique y la séptima, más reciente, es de Manuel Romero Ortega) y Nuestra Señora de las Angustias o La Piedad (obra de José Gerique, 1903).
uAcompañamiento musical
Banda Sinfónica Ciudad de Plasencia y Agrupación Musical Virgen del Puerto (OJE).
uNombre completo
Cofradía de Nuestra Señora de la Soledad y el Santo Sepulcro (siglo XV).
uIndumentaria
Túnica blanca con cíngulo negro, y capa, caperuz y guantes negros.
uPasos
Nuestra Señora de la Soledad (Carmona, 1764) y el Santo Sepulcro (siglo XVII).
uAcompañamiento musical
Banda de música de la Santa Cena.
uLa Guardia Civil, hermano mayor
La Benemérita, que este año celebra su 175 aniversario, es hermano mayor de esta cofradía desde hace 21 años. Agentes con el traje para actos de especial relevancia saldrán en la procesión.

La Virgen de las Angustias

Otra de sus imágenes es la de la Virgen de las Angustias, también llamada La Piedad, que es una réplica de una pieza original del maestro Francisco Salzillo. Su cruz, que incorpora un sudario, se levanta hasta los cuatro metros de altura. 36 hermanos de carga la portarán sobre sus hombros, en torno a una decena más que el Cristo de la Agonía, que este año presenta una novedad que la propia cofradía califica como «de gran envergadura».

Se trata de las nuevas andas, realizadas en madera de pino por José Javier Breña Moreno, natural de la localidad jerteña de Barrado, a imagen y semejanza de las que llevan los otros dos pasos. El Cristo de la Agonía, al que se puede venerar en la parroquia de Nuestra Señora del Pilar, perteneció a los Dominicos, y una vez que estos se marcharon, pasó al Obispado. Además de las andas, estrenará también faldones, realizados por el bordador placentino Óscar Adérito Paule Fraile.

El paso del Cristo de la Agonía estrenará andas, talladas en madera de pino

El recorrido previsto es el habitual de esta procesión del Viernes Santo. Esto es: salida desde Santo Domingo para continuar por San Nicolás, calle Blanca, plaza de la Catedral, calle Santa Clara, rincón de San Esteban, vuelta completa a la Plaza Mayor y regreso por rúa Zapatería y plaza de San Nicolás hasta la recogida en el punto de inicio.

Por las mismas calles y plazas del casco histórico procesionará la cofradía de Nuestra Señora de la Soledad y el Santo Sepulcro, con sus dos pasos: Nuestra Señora de la Soledad, obra de Carmona del año 1764 y una de las tallas más apreciadas de la Semana Santa, y el Santo Sepulcro, una talla datada en el siglo XVII. El primero de estos pasos lo portarán 24 hermanos de carga, y el segundo, 36.

En la procesión estará representada, como es habitual, la Guardia Civil, que es hermano mayor de esta cofradía desde hace 21 años, tal como recuerda Félix Vicente Azón Vilas, director general de la Benemérita, en un artículo que publica la revista de la Semana Santa. El desfile será una nueva oportunidad para apreciar el trono que la talla del Santo Sepulcro estrenó hace dos años.

Así será si la meteorología lo permite. En este caso, las previsiones son más positivas que para el Viernes Santo. El pronóstico dice que mañana Sábado Santo, a las siete de la tarde (media hora antes del inicio de la procesión), habrá cielo nublado pero no lloverá.