64 años coleccionando carteles de la Semana Santa

Pepe Cordero muestra alguno de sus carteles. :: g. c./
Pepe Cordero muestra alguno de sus carteles. :: g. c.

Pepe Cordero comenzó su afición a los 11 años y ahora con 75 tiene que guardarlos en una casa que le han prestado porque en la suya no caben

GLORIA CASARES

Más de 6.000 carteles y revistas de Semana Santa de todas partes de España forman parte de la colección que ha ido atesorando Pepe Cordero desde que tenía once años.

Este vecino devoto de la Semana Santa tiene carteles de cualquier rincón del país, pero sobre todo de Almendralejo y de Barcarrota, donde ha residido su hermano.

Comenzó cuando aún era un niño y ya trabajaba en la fábrica de Tomás de la Hera, donde comenzó sustituyendo a su hermano cuando se fue a la 'mili' y donde se jubiló.

La revista más antigua que tiene es de 1955 de Almendralejo. Se la llevó Tomás de la Hera a la oficina, donde era contable.

«Y ahí empecé, empecé y ya cogí la costumbre de guardar todos los años. Después fui llamando a las oficinas de turismo de toda España para que me mandaran los carteles». «Así que desde ese año empecé a coleccionar».

Los más difíciles de conseguir para Pepe han sido los carteles antiguos de la Semana Santa de otras partes de España, que le ha obligado a desplegar toda su sencillez y simpatía para hablar con las oficinas de turismo y que le enviaran algunos. Tiene especial agradecimiento a la Oficina de Turismo de Algeciras, que le consiguieron carteles de varios puntos de España.

La costumbre que mantienen desde hace décadas muchos devotos de la Semana Santa de comprar el periódico ABC en su edición de Sevilla, que venía siempre con un libro sobre esta celebración religiosa, le ha permitido a Pepe coleccionar también por esa vía un buen puñado de estas publicaciones. «Como el que colecciona muñecos o coches, qué sé yo. A mí esto de los papeles me encanta», reconoce Pepe.

Varias hermandades

Perteneciente a tres hermandades de Semana Santa de Almendralejo, fue uno de los fundadores de la Hermandad de la Oración en el Huerto, pero antes ya era de la Hermandad de la Cristo del Amparo, de la que se hizo cuando apenas tenía diez años.

También es hermano de La Merced «y ya no me hago de más, porque ya no puedo más».

Pero esa devoción religiosa le ha llevado a ser ahora mismo de los miembros más antiguos de la Adoración Nocturna, la asociación católica de la que atesora varias insignias como oro en paño.

Todo archivado

Su colección de carteles ha sido expuesta en varias ocasiones tanto en Almendralejo, como en la celebración del centenario de El Obrero Extremeño o en Barcarrota.

Pepe reconoce que no es tanto guardar los carteles y las revistas, como el hecho de tener todo ese material archivado y ordenado para ser expuesto en cualquier momento.

«Lo tengo todo guardado en una casa cerrada que me han prestado aquí al lado, porque si no con las cajas aquí no podríamos movernos».

Más