El sector agrario extremeño tiene un 23% más de trabajadores extranjeros que hace un año

Un trabajador de origen rumano recoge fruta en la campaña de cereza. :: hoy/
Un trabajador de origen rumano recoge fruta en la campaña de cereza. :: hoy

La campaña de recogida de fruta más temprana y la falta de mano de obra en el campo son los principales motivos del aumento

José M. Martín
JOSÉ M. MARTÍN

Extremadura tiene 13.664 personas de origen extranjero afiliadas a la Seguridad Social, según el informe del mes de mayo del Ministerio de Trabajo. De estas, más del 35% trabajan en el sector agrario, en concreto 4.860. Lo que supone que hay 956 individuos más que hace un año dados de alta en el campo extremeño. O lo que es lo mismo un 23,85% de afiliados más.

Los motivos de este crecimiento hay que buscarlos en dos líneas diferentes. Por un lado, en 2018 la campaña de recogida de fruta comenzó más tarde de lo habitual. «Fuimos unos veinte días por detrás que en un año normal», explica Ignacio Huertas, secretario general de Upa-Uce en la región.

CIFRAS

13.664
afiliados extranjeros hay en Extremadura en todos los sectores, un 14% más que hace un año.
35%
de las personas de otros países dadas de alta en la región lo están en el sector agrario.

Si se toma como referencia el mes de junio de 2018, por eso del retraso en la recogida, se comprueba que hubo 444 afiliados extranjeros más de los que hay ahora, aunque la previsión es que en el presente mes aumente la cifra, porque la cosecha alcanza su punto álgido este mes y se ha contratado a más gente.

Los jornaleros más numerosos en la región son los llegados de Rumanía y Marruecos

Las organizaciones agrarias consideran que la falta de mano de obra que se nota en el sector es igual de importante en el aumento de jornaleros extranjeros. «Llevamos dos años con menos disponibilidad de trabajadores, por lo que es lógico que los empresarios recurran a personas que vienen de otros países en busca de empleo», añade Huertas.

Esa falta de mano de obra se observa al comparar las cifras actuales con las de mayo de 2017, cuando la recolección de fruta comenzó en unas fechas muy similares al ejercicio actual. Respecto a hace dos años, hay un incremento del 3,58% de los trabajadores extranjeros en el sector agrario.

De cara a las próximas campañas agrícolas, como es la del olivar, los representantes de los agricultores se muestran preocupados. «Creemos que se va a notar más la necesidad de trabajadores y estamos trabajando para, siempre aprovechando la mano de obra de la región, ver si se puede suplir con jornaleros extranjeros», en palabras de Huertas.

Unión Europea

La mayoría de los afiliados extranjeros en el sector agrario pertenecen a países de la Unión Europea. De los 2.884 europeos que trabajan en el sector agrario, 2.594 proceden de Rumanía. Son la nacionalidad más habitual en el Valle del Jerte durante la recogida de la cereza, que es la primera campaña de fruta en comenzar en la región.

Por otro lado, los marroquíes suponen el mayor porcentaje de los llegados de fuera de la UE. Son 1.630 en el campo extremeño.

Ambas nacionalidades son las más representadas en las explotaciones agrarias, seguidas de los portugueses (177) y los búlgaros (63).

La cercanía con Portugal hace que este país sea también el tercero en el número total de afiliados extranjeros (1.852), pero solo el 9,55% de los lusos están empleados en el campo, mientras que son los mayoritarios en el régimen general (1.238). El listado lo lideran Rumanía, que es el lugar de procedencia de 4.037 afiliados en todos los sectores, incluyendo los autónomos, y Marruecos, que tiene 2.481 ciudadanos dados de alta en la región.

Llama la atención que el cuarto país en volumen de afiliados en Extremadura sea China, con 844. Sin embargo, los representantes de este país asiático encabezan el listado en el régimen de autónomos, con 548, y solo se registra un empleado chino en el sector agrario.

En general, los 13.664 afiliados extranjeros de la región apenas representan el 0,63% del total nacional, que suma más de 2,15 millones de trabajadores llegados de fuera de las fronteras españolas.

El aumento de personas de otras nacionalidades dadas de alta en la Seguridad Social en mayo respecto al mes anterior se produjo en ambas provincias extremeñas. El incremento fue mayor en Cáceres (13,94%), principalmente gracias al sector agrario, ya que la campaña de recogida de la cereza comienza antes que el resto de la fruta de hueso de Badajoz, donde el crecimiento fue del 7,58%.

En relación al año pasado, el mes de mayo se cerró con un 14,47% más de afiliados extranjeros en todos los sectores. En este caso, en Badajoz se registraron un 16,26% más, mientras que en Cáceres crecieron un 11,63%.