Rivera se compromete a un tren digno para la región en la próxima legislatura

Edmundo Bal, María José Calderón, Albert Rivera, Victoria Domínguez y Cayetano Polo, candidato a la Junta. :: brígido/
Edmundo Bal, María José Calderón, Albert Rivera, Victoria Domínguez y Cayetano Polo, candidato a la Junta. :: brígido

El líder de Ciudadanos ensalza el Teatro Romano de Mérida y defiende a los extremeños que «se han deslomado para levantar Cataluña»

Juan Soriano
JUAN SORIANO

Hace falta muy poco para que un candidato nacional se gane a los asistentes a un mitin en Extremadura. Basta con prometer un tren digno para asegurar el aplauso. Si a eso se suma una alabanza a los conquistadores y a los extremeños que fueron a trabajar a Cataluña, estaba claro que Albert Rivera iba a salir triunfante de Mérida.

El candidato de Ciudadanos a presidir el Gobierno tras las elecciones del 28 de abril llegó, vio y venció. Tarde, pero llegó. Vio el Teatro Romano de Mérida, y le gustó. Y venció ante los 400 asistentes que llenaron el auditorio principal del Centro Cultural Alcazaba, tanto que fue necesario ocupar parte del primer palco, algo que inicialmente no estaba previsto.

·Más información en la página 24.

Es cierto que a este tipo de actos van los convencidos, los del partido, que son los que llenan las primeras filas. Y que tu posición en ese espacio marca lo lejos o cerca que estás del líder, de poder tocarle y hacerte fotos con él. Pero también había muchos ciudadanos anónimos, gente que ve en Rivera un soplo de aire fresco como alternativa de Gobierno.

Rivera afirmó que no permitirá que nadie manche el buen nombre de los conquistadores El candidato del partido naranja se comprometió a regresar para asistir a una obra del Festival de Mérida

El acto empezó con casi media hora de retraso. Tras las intervenciones previas, el candidato de Ciudadanos hizo una alabanza al Teatro Romano. Rivera confesó sentirse «alucinado» con un monumento que, a su juicio, deberían ver todos los españoles y europeos, y prometió regresar para asistir a una representación del Festival de Teatro.

Después vino la anécdota, un fallo en el micrófono de diadema que permite a los candidatos ofrecer un mitin más ameno y dinámico. Primero le ofrecieron un micro de mano, pero lo rechazó alegando que parecía Julio Iglesias. En su lugar, pidió al técnico que le arreglara el equipo que portaba, lo que consiguió en pocos segundos ante la admiración general.

Para Rivera, el Teatro Romano de Mérida simboliza los 2.000 años de historia de un país «que se quieren cargar». Y, frente a los que se sienten más que otros, ensalzó a los extremeños que «no quieren ser más que los catalanes, solo quieren ser iguales». De ahí que apoye la «lucha por un tren que merecéis» y, aunque afirmó que no le gusta hacer promesas si no es para cumplirlas, expresó su deseo de que la próxima legislatura «sea la que traiga el tren de la dignidad a Extremadura».

«A la gente que cumple hay que darle un premio», afirmó, aunque no aclaró qué entiende por tren digno, si las obras en marcha o la conclusión completa de la línea de alta velocidad. Al menos, fue más positivo que hace tres años y medio, cuando, en un acto en la Asamblea de Extremadura (al que también llegó tarde), expuso que estaba a favor de culminar los tramos en ejecución y licitación pero que sería necesario evaluar el resto del proyecto.

Rivera también elogió a los extremeños «que se han deslomado para levantar Cataluña» y que no merecen el desprecio de los separatistas. Y afirmó que no permitirá que nadie manche el buen nombre de los conquistadores, como ha ocurrido recientemente con el extremeño Hernán Cortés.

Candidatos extremeños

El candidato de Ciudadanos estuvo acompañado por Edmundo Bal, el abogado del Estado apartado del juicio del 'procés' y candidato al Congreso por Madrid, quien apeló a las relaciones entre Extremadura y su ciudad natal, Huelva.

Asimismo, intervinieron las dos mujeres que liderarán las listas de la formación al Congreso de los Diputados. María José Calderón, la candidata por Badajoz, expuso su experiencia como joven arquitecta extremeña que tuvo que salir de una región que «expulsa al talento». En su opinión, Ciudadanos es la única alternativa a un Gobierno de PP y PSOE, que «son el pasado».

Por su parte, Victoria Domínguez, número uno por Cáceres, criticó a los «diputados mudos» de PP y PSOE y mostró su deseo de que, como ha hecho desde la Asamblea en esta legislatura, pueda acompañar a Rivera en su asalto al Gobienro. «Esta región va a hacer posible que rompamos el bipartidismo», afirmó.