Al ritmo que marca el tractor

Con la llegada del verano, aumenta el número de accidentes con vehículos agrícolas en vías interurbanas

Un vehículo agrícola circulando por una vía interurbana. /Hoy
Un vehículo agrícola circulando por una vía interurbana. / Hoy
ALBERTO ARANDA

La imagen se repite todos los años. Con la llegada del calor las carreteras extremeñas se pueblan de tractores y otros vehículos agrícolas. Las campañas de recogida del tomate o la fruta llenan los remolques camino de las cooperativas o las básculas donde pesar el producto.

Este trasiego de vehículos puede generar más peligro en la vías de la región. El último ejemplo se vio el pasado domingo. Por la noche, un hombre de 36 años y una mujer de 59 resultaron heridos de diversa consideración en una colisión entre un coche y un tractor registrada en el kilómetro 57 de la N-432, pasado el cruce de Feria, en la provincia de Badajoz.

Una llamada al 112 cerca de las 23.00 horas indicó este suceso, hasta cuyo lugar se movilizó una unidad medicalizada y otra de soporte vital básico con base en Zafra y patrullas de servicio de la Guardia Civil. El hombre presentaba una fractura costal y un traumatismo lumbar y la mujer resultó herida con un traumatismo lumbar. Fueron trasladados en estado grave y leve, respectivamente, al hospital de Zafra.

Es necesario saber que la Dirección General de Tráfico (DGT) establece una serie de normas específicas de circulación para los vehículos agrícolas. En primer lugar, durante la circulación por vías de uso público, estos deberán usar señales luminosas, tanto de día como de noche, siempre que no superen los 40 kilómetros por hora. Se trata de esas luces giratorias que suelen llevar colocadas sobre el techo.

Por el arcén

El código de circulación establece que los vehículos agrícolas de pequeño tamaño deberán circular siempre por el arcén de la carretera. Sin embargo, aquellos que superen los 3.500 kilos de peso (que son la inmensa mayoría), pueden transitar como cualquier otro vehículo, salvo en casos de emergencia.

Sin embargo, la DGT recomienda con carácter general que vayan arrimados a su derecha. Añade que los conductores de tractores deben ser conscientes de que cualquier maniobra que deba realizar necesita disponer de una gran visibilidad y calcular muy bien el tiempo para realizarla, sobre todo si llevan aperos u otros elementos suspendidos. También deben estar muy atentos a quien transite por el arcén y sea más lento que ellos, como los ciclistas o los peatones.

Cuando andan dentro de una población por una vía con varios carriles, debe situarse en el que mejor le convenga para su circulación.

En cuanto a la velocidad máxima, no deberán rebasar los 25 kilómetros por hora si carecen de señalización de frenado o llevan remolque.El resto puede alcanzar los 70 por hora si pueden desarrollar un máximo de 60 por hora en terreno llano. Asimismo, no pueden circular por autovías ni autopistas, salvo aquellos que puedan alcanzar los 60 por hora.

José Antonio Polo, experto en seguridad vial de HOY, asegura que habitualmente, los accidentes en los que están involucrados vehículos agrícolas suelen producirse por vuelcos que sufren durante su trabajo, pero en épocas estivales es común que se produzcan accidentes en vías urbanas e interurbanas entre este tipo de vehículos y turismos.