Reposicionamiento político

JOSÉ MARÍA MOLINA

EL cúmulo de resultados electorales de los diversos comicios recientes, unido a la capacidad de acuerdo de cada formación y, en definitiva, la posibilidad de pactar, están poniendo sobre el tapete político aspectos que van más allá de la pura aritmética de votos y escaños, incorporando al cálculo de posibilidades otros vectores de naturaleza cualitativa que, en ocasiones, pueden resultar determinantes para el éxito o fracaso, de los acuerdos perseguidos.

Lo cierto es que tanto aspectos cuantitativos como cualitativos están poniendo de relieve en estos días su valor para conformar las diversas instituciones y, simultáneamente, aportan información política para las respectivas formaciones que les puede resultar de interés para corregir sus rumbos políticos iniciales. Algunos efectos ya comienzan a percibirse.

Entre estas consecuencias se puede apreciar cómo han cambiado las cosas para Podemos ante el estrepitoso fracaso electoral que no solo está teniendo sus efectos en las relaciones con el PSOE y los eventuales acuerdos de investidura de Sanchez, sino que ha desencadenado un proceso de descomposición interna que podrían conllevar serios riesgos para la subsistencia política de un modelo fuera de época y de coordenadas geográficas. Que, por si le faltaba algo, parece que en el próximo otoño le va a surgir una formación en competencia directa liderada por Errejón, no menos de izquierdas que la 'pareja pudiente', pero al parecer con otros estilos y maneras. Que no tiene empacho en inspirarse en miembros del Partido Demócrata americano, lo que indudablemente es un serio correctivo a la línea política de Pablo Iglesias, y eventualmente, provocar una sustitución en el liderazgo de la izquierda.

Pero, en las antípodas también parece haber movimientos. Resulta altamente significativo la presencia y participación, más que evidente, de miembros de Vox en una Convención liberal celebrada el día 1 de junio en Madrid, bajo el título 'The books of freedom', organizada por New Direction y el Instituto Juan de Mariana, en la que participaron figuras significativas del liberalismo.

¿Qué lectura cabe hacer de esta participación?. Se pueden hacer varias, pero parecería evidente tanto el interés de los organizadores como de Vox en estar presente en la Convención liberal y hacerlo con un grado de notoriedad suficiente, participando en ponencias diversas varios reconocidos miembros de la formación de Abascal. A sabiendas de que la lectura política de este hecho será entendida como gesto de acercamiento al ámbito liberal. Otra cuestión será cómo este hecho va a tener reflejo en posiciones concretas en la legislatura que comienza y cómo se reconfigurará políticamente esta formación.

El batacazo popular tampoco he dejado indiferente a los de Casado. En el PP hierve la inquietud por encontrar su lugar y, no parece que vaya a ser suficiente la mera apelación a la consabida 'unidad del centro-derecha', dando por hecho un liderazgo que se cuestiona.

Lo que ha ocurrido en el PP, exteriorizado en las urnas, es el resultado de todo un largo proceso que ha venido gestándose tiempo atrás y cuya solución requiere algo más que autoafirmación.

*José María Molano es Doctor en Derecho.