Podemos y PSOE dan continuidad a la tramitación de la Ley de Renta Garantizada

Grupo Parlamentario Podemos / BRÍGIDO

EUROPA PRESS

Podemos y PSOE han tumbado hoy con sus votos la enmienda a la totalidad presentada por el PP contra la Propuesta de Ley de Renta Extremeña Garantizada. El texto legislativo de la formación morada continúa su trámite con la intención del Grupo Socialista de modificarlo mediante enmiendas parciales.

El Pleno de la Asamblea de Extremadura se ha iniciado hoy con el debate de totalidad de esta iniciativa, aunque previamente los diputados han guardado un minuto de silencio por las víctimas de las inundaciones en Mallorca.

A pesar de que la propuesta de ley de Podemos continuará su trámite, el PSOE ya ha anunciado que en el proceso de enmiendas parciales introducirá modificaciones para que el coste de esta renta garantizada «sea presupuestariamente asumible», ha adelantado el diputado socialista Carlos Labrador.

Más información

Igualmente ha avanzado que el PSOE buscará que esta renta no se convierta en una prestación universal y vaya acompañada de un proceso de inserción laboral para las personas que la perciben.

El parlamentario de Podemos Daniel Hierro ha sido el encargado de defender su iniciativa, que ha considerado «necesaria» para que no haya nadie sin ingresos en Extremadura, donde «está aumentando el número de personas en riesgo de pobreza y exclusión social».

Según Hierro, actualmente, de acuerdo con los datos facilitados por el Servicio regional Público de Empleo (SEXPE), 25.000 personas en la comunidad autónoma no perciben ningún ingreso mensual.

La propuesta de Podemos establece que la renta garantizada extremeña arranque en 2019 con una prestación individual de 547,27 euros y que llegue en 2021 a 684,08 euros.

En el caso de una familia de seis miembros, de acuerdo con la progresión elaborada por Podemos, la cuantía de esta renta podría ser de 820,91 euros el año que viene a 1.026,12 en el año 2021.

El diputado de la formación morada ha destacado que esta nueva ley trata de «objetivizar» quien tiene derecho a cobrar la renta garantizada y quien no, al establecer unos umbrales económicos para ello, ya que los actuales criterios «arbitrarios» de la renta básica dejan fuera a la mitad de los solicitantes. Daniel Hierro ha insistido en que esta ayuda garantizada es necesaria en Extremadura porque «mirar para otro lado es legalizar la pobreza y la miseria e incumplir la Carta de Derechos Humanos».

En defensa de la enmienda de devolución del PP, Elisa Cepeda ha dicho que la propuesta de Podemos supone el establecimiento de una renta universal que es «absolutamente inviable», con un coste de entre 105 y 120 millones de euros.

Tras preguntarse de dónde va a salir ese dinero para incluirlo en los presupuestos, ha indicado que esta renta garantizada incita a los extremeños, en su mayoría mileuristas, a quedarse en casa en vez de salir a trabajar.

Cepeda ha recordado que fue un gobierno del PP el que supo en marcha la renta básica en Extremadura en 2013 y ha calificado que «totalmente electoralista» la propuesta de Podemos, que se presenta ahora al final de la legislatura.

Por su parte, Carlos Labrador, del PSOE, ha citado a Nelson Mandela para recordar que «erradicar la pobreza no es un acto de caridad, es un acto de justicia social» y ha considerado la enmienda a la totalidad del PP como «un ataque de celos del señor Monago y de la derecha extremeña, porque siguen considerándose como los padres de la renta básica».

Ha recordado que se vieron obligados a crear esta prestación para no perder el apoyo de sus «socios» de IU, pero «hicieron poco para que se desarrollara correctamente», con una «nefasta gestión» de ella, y «ahora renuncian a abrir el diálogo sobre este asunto».

 

Fotos

Vídeos