La región tiene otros trece proyectos en trámite

J. M. M.

Entre mayo y septiembre de 2018 una docena de proyectos de parques eólicos iniciaron su trámite en la administración regional. A estos hay que sumar otro que presentó su solicitud en septiembre de 2016, por lo que la región tiene ahora mismo trece proyectos en cartera que suman una potencia de 327 megavatios (Mw).

El más antiguo es el de El Peral, en el término municipal de Navas del Madroño, y en la redacción del mismo se contemplan siete aerogeneradores con una potencia total de 14,7 Mw y su presupuesto de ejecución está fijado en 13,8 millones de euros.

De momento, ningún proyecto se ha retirado en los últimos años, lo que supone una buena noticia, ya que era habitual un descenso en este listado en los últimos años. Uno de los motivos es que, a diferencia de lo que pasa con la energía solar, «en eólica no tenemos el mismo potencial para su desarrollo», apuntan desde la Consejería de Economía e Infraestructuras de la Junta de Extremadura, a la vez que especifican que la tramitación de estos parques está prácticamente en sus inicios, por lo que no hay plenas garantías de que todos ellos continúen adelante.

Como ejemplo, el parque eólico de Merengue, que ayer quedó inaugurado en Plasencia, comenzó su andadura burocrática en julio de 2015. El Peral, en su caso, inició los trámites más de un año después, lo que significa que los plazos para que se vean molinos en Navas del Madroño todavía se pueden prolongar.