La Asamblea arranca con Mesa paritaria

Blanca Martín vuelve a presidir la cámar autonómica.: / Brígido

Blanca Martín es reelegida como presidenta del Parlamento regional

Juan Soriano
JUAN SORIANO

La décima legislatura echa a andar en la Asamblea de Extremadura con una defensa de la igualdad. Tres mujeres y tres hombres formarán parte de la Mesa, el órgano de gobierno interior, después de que PSOE y PP accedieran a cambiar sus candidatos para cumplir con el principio de representación paritaria.

La sesión constitutiva ha arrancado con la formación de la Mesa de Edad, presidida por la diputada de mayor edad, María Ángeles Camacho (PSOE), y los dos parlamentarios más jóvenes como secretarios, Marta Pérez Guillén (Ciudadanos) y Javier Cienfuegos (PP).

A continuación, han tomado posesión los 65 diputados con la promesa o juramento de acatar la Constitución y el Estatuto de Autonomía. Los del PSOE han optado por prometer, los del PP por jurar, los de Ciudadanos han alternado las dos opciones y los de Unidas por Extremadura han decidido dar su toque personal.

Su portavoz, Irene de Miguel, de Podemos, ha señalado que pondrá «los intereses de las personas en el centro de la acción política». Joaquín Macías, de IU, ha prometido acatar «por imperativo legal, dadas mis convicciones republicanas». Lorena Rodríguez, de Extremeños, aspira a «erradicar de nuestros pueblos las políticas caciquiles que les condenan». Y Álvaro Jaén, también de Podemos, se ha comprometido a cumplir el Estatuto de Autonomía «e intentar revertir los efectos de la modificación del artículo 135 de la Constitución, que dio prioridad al pago de la deuda por delante de la inversión social».

Tras esto, se ha procedido a la elección de la Presidencia, para lo que solo había una candidata, la socialista Blanca Martín, quien ya ocupó este cargo en la pasada legislatura. Ha sido elegida con los votos a favor del PSOE y de Ciudadanos, mientras que los veinte diputados del PP y los cuatro de Unidas por Extremadura han votado en blanco. El portavoz de la formación naranja, Cayetano Polo, ha explicado tras el pleno que se trata de un gesto a favor del diálogo y el entendimiento.

El siguiente paso ha sido elegir a los dos vicepresidentes, para lo que cada grupo puede presentar un candidato. Resultan designados los dos más votados. El PSOE ha propuesto a Miguel Ángel Morales y el PP a Fernando Manzano, que tras la pertinente votación secreta en urna han ocupado sus puestos.

Y después se ha repetido la operación con los tres secretarios, para lo que se sigue el mismo procedimiento. En este caso, ha habido cambios. Los socialistas habían anunciado a Valentín Cortés, pero finalmente han propuesto a María Ángeles Camacho. Y los populares habían acordado que fuera Juan Parejo, pero han cambiado y su candidata ha sido Inmaculada Sánchez Polo. Las dos han sido elegidas con los votos de sus grupos, así como Fernando Baselga por Ciudadanos.

La sesión ha concluido con un breve discurso de Blanca Martín, quien ha ofrecido diálogo y «búsqueda de acuerdos» en lugar de imponer la mayoría absoluta del PSOE. También ha apuntado que incidirá en la igualdad real entre hombres y mujeres, para lo que exigirá un lenguaje no sexista. Asimismo, ha apostado por un modelo más respetuoso de convivencia y ha afirmado que la Asamblea en la décima legislatura «será más de las personas que nunca».

El 'doblete' de Jaén

El parlamentario de Podemos Álvaro Jaén ha tenido que volver a subir a la tribuna para prometer, por segunda vez, el cargo y despejar dudas sobre su acatamiento de la Constitución, protagonizando la anécdota de la sesión constitutiva de la Cámara.

Los diputados del PP advirtieron de que no había acatado la Constitución. Tanto, que a la conclusión de la toma de posesión la presidenta de la Mesa de Edad, María Ángeles Camacho, planteó a Jaén si quería repetir su promesa. El diputado de Podemos repitió la misma fórmula sobre el artículo 135 de la Constitución, pero al final añadió «y mientras tanto cumplirla». Y, por si había dudas, «y mientras tanto acatarla».