Un profesor extremeño investiga en Harvard políticas contra el tabaquismo

El profesor José Martínez-Sánchez, en Harvard. :: HOY/
El profesor José Martínez-Sánchez, en Harvard. :: HOY

En Estados Unidos los tumores de pulmón en mujeres ya superan a los de mama y España también se acerca a esta tendencia

Antonio Gilgado
ANTONIO GILGADOBadajoz

Controlar la epidemia del tabaquismo implica trabajar en muchos frentes. Leyes restrictivas, precios, regulación de la publicidad, fomento de espacios libres de humo, tratamientos para superar la adicción o cribados de pulmón para fumadores antes de que se le diagnostique un cáncer.

Algunas de esas variables las estudia ahora con detalle José Martínez-Sánchez en la Universidad de Harvard. La repercusión de sus investigaciones le han convertido en un experto internacional.

Este cacereño de cuarenta años y licenciado en Estadística inició su carrera profesional en la antigua consejería de Sanidad y Consumo de la Junta de Extremadura que dirigía el entonces consejero Fernández Vara.

Tras su paso por la administración hizo el máster de salud pública en la Pompeu Fabra y la tesis doctoral en la Universidad de Barcelona para especializarse en epidemiología. Dedicó su tesis a evaluar la antigua ley del tabaco del 2006. Ya avisaba entonces de que el sector de la hostelería trabajaba expuesto a los riesgos del tabaco, algo que se atajó después en la reforma que se aprobó en el 2011.

Ahora trabaja como profesor agregado de la Universitat Internacional de Catalunya, donde coordina el grupo de investigación sobre determinantes de la Salud y Políticas Sanitarias. Uno de sus trabajos recientes se centra en analizar el control de es te hábito en Europa.

Se fijan, por ejemplo, en el impacto que tienen en el riesgo de padecer cáncer de pulmón o nacimientos prematuros según el control de tabaquismo que se hace en cada territorio.

Parte de esta investigación le ha llevado hasta Boston, donde analiza para la escuela de salud pública de la Universidad de Harvard estrategias que ayuden a reducir el cáncer de pulmón en mujeres.

La incidencia afecta tanto a Europa como a Estados Unidos. En España, por ejemplo, se generalizó el consumo femenino en la década de los setenta y desde entonces la mortalidad por esta causa casi iguala a la de los hombres. El profesor Martínez-Sánchez estima que en el horizonte 2025-2030 los casos de pulmón podrán superar a los de mama en la población femenina española. «Hay mujeres que sobreviven a un cáncer de mama pero no son capaces de dejar el tabaco». En Estados Unidos las mujeres empezaron a fumar antes que en España y en los últimos años han visto como se ha confirmado la tendencia.

Para ponerle freno, las autoridades sanitarias estadounidenses diseñan estrategias más restrictivas contra el tabaquismo. Han restringido el consumo en bloques de viviendas familiares y los parques o zonas verdes se suman a la lista de espacios libres de humo. «Ese tipo de medidas se podían implementar también en España. La actual ministra de Sanidad en funciones ya ha dicho que trabajaría en este sentido».

Apuesta, sobre todo, por la prohibición en los coches. «Al ser un espacio tan reducido la concentración de contaminantes se disparan a unos niveles exagerados».

También ha estudiado los rastros de los contaminantes que se impregnan en la ropa o en el ambiente y ha comprobado que los restos se oxidan y se convierten en una nueva fuente de exposición que afecta, sobre todo, a la población pediátrica.

El precio

Propone avanzar también en el precio. Fumar, sentencia, sigue siendo barato en España. En sus investigaciones ha concluido que a mayor medidas de control de tabaquismo, menor porcentaje de personas en alto riesgo.

Recientemente han publicado un estudio sobre el tabaco de liar. Atrae a los jóvenes porque se vende más barato y por la falsa creencia de que resulta menos dañino. Comparando grupos de ambos tipos de consumidores demostraron que resulta igualmente perjudicial. «Estamos ante un problema de salud pública en España. Tiene los mismos contaminantes y con la misma cantidad». Pide atajar la popularización de este uso subiendo los precios.

Según un ranking de la agencia Expertscape que mide la repercusión de los estudios científicos en este tema, José María Martínez se encuentra entre los veinte expertos más relevante de todos los que han publicado en revistas científicas. «Me lo anunciaron en junio y eso me da fuerza y aliento para seguir trabajando con mi equipo».