Los primeros 170 militares de la Brigada Extremadura regresan de Letonia

Miembros de la Brigada Extremadura durante unas maniobras en Letonia/CÉSAR ALCOLEA
Miembros de la Brigada Extremadura durante unas maniobras en Letonia / CÉSAR ALCOLEA

EFE

Los 170 primeros militares de la Brigada Extremadura XI, que desde hace seis meses han llevado a cabo una misión de la OTA en Letonia, llegaron este miércoles a Badajoz, y el resto lo hará el próximo 16 de enero, según ha informado hoy su general jefe, Francisco Dacoba.

El máximo responsable de la brigada ha hecho estas declaraciones después de entrevistarse en Mérida con el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, de quien se ha despedido con motivo de su pase a la reserva, y ha mostrado su especial satisfacción por el hecho que este segundo contingente regrese su último día de mando.

«Ha sido casualidad», ha indicado el general Dacoba, que ha añadido que en el caso de que no hubiera sido así «me habría hecho invitar», ya que para él terminar su carrera en activo en esta brigada, una de las más potentes del Ejército y plenamente involucrada en misiones en el exterior, «es una satisfacción».

Además, ha recordado que de los 2.500 militares y guardias civiles que actualmente España tienen en el exterior, 750 pertenecen a la Brigada Extremadura XI.

En cuanto a la labor desarrollada en Letonia, ha señalado que esta misión ha tenido ciertas peculiaridades respecto a otra, ya que era la primera y se ha encargado de «abrir escenario» y eso tiene ciertas connotaciones «porque quiere decir que debes fijar las condiciones para que los siguientes relevos sucesivos se desarrollen con la normalidad de otras».

En este sentido, ha comentado que este contingente ha tenido una responsabilidad añadida, por lo que entiende que hay que reconocer «el sacrificio y dificultades extras por abrir la misión».

Reserva

En cuanto a su balance personal, ha dicho que su pase a la reserva aunque supone «dar un paso a un lado», también conlleva que llega «gente nueva, con nuevos proyectos y eso es bueno para España y para el Ejército».

Ha definido su carrera militar como «intensa», en la que ha habido muchos momentos agradables, que son la mayoría, «pero también otros más duros, con compañeros que dieron su vida» y ha recordado, en este sentido, la muerte de Abel García Zambrano y Carlos Martinez Gutiérrez, dos militares de la brigada en Líbano hace cuatro años «porque eso no se olvida nunca y fue el momento más doloroso».

Dacoba ha afirmado que han sido 42 años de carrera, de los que ocho han transcurrido en Extremadura, una circunstancia con la que también se ha mostrado agradecido.