Preocupación en el campo extremeño por la escasez de lluvias en el invierno

Preocupación en el campo extremeño por la escasez de lluvias en el invierno

En la ganadería, los cereales y la apicultura las repercusiones serán ya importantes si no hay precipitaciones en las próximas fechas

EFE

La escasez de lluvias durante los meses de invierno ha despertado la preocupación en el campo extremeño, sobre todo en la ganadería, los cereales o la apicultura, donde las repercusiones serán ya importantes si no hay precipitaciones en las próximas fechas.

En el cereal, el presidente de Asaja Extremadura, Ángel García Blanco, ha fijado ese plazo en unos quince días, ya que si antes de que concluya el primer tercio de abril llueve «podría mejorar la situación».

García Blanco también ha querido poner el foco en la situación preocupante en relación a los pastos, porque hay muchas explotaciones donde la hierba no ha brotado al secarse por las temperaturas más elevadas de lo habitual o por la falta de lluvias, lo que representa un problema para la ganadería.

En este sentido, el presidente de la Asociación Ganaderos del Reino, Enrique de Muslera, ha mostrado la «gran preocupación» que tienen los ganaderos extremeños después de unos tres últimos meses «muy secos».

«No ha corrido el agua en los arroyos y las charcas no se han llenado, por lo que hasta ahora se ha vivido de las rentas de otoño, estación en la que hubo más precipitaciones, por lo que es primordial que en las próximas semanas llueva para que haya agua para el ganado».

Enrique de Muslera ha afirmado que si la sequía continúa se vivirá una situación similar a la experimentada hace dos años, cuando obligó al sector a solicitar ayudas de la administración autonómica.

Las lluvias vividas en el otoño pasado han hecho que los costes de los ganaderos extremeños en sobrealimentación no hayan sido aún importantes, pero la ausencia de hierba es cada vez mayor, ha añadido el presidente de Ganaderos del Reino.

Por su parte, el responsable del sector Apícola de Asaja Extremadura, Paulino Marcos, ha coincidido en las repercusiones negativas que tendrá para el sector la ausencia de precipitaciones si continúa en los próximos días.

Según ha apuntado, la producción en la comunidad autónoma de polen y miel clara se vería afectada si la escasez de lluvias persiste en lo que queda de marzo y en abril, lo que haría adelantar la trashumancia de los apicultores extremeños a los territorios peninsulares donde sí haya llovido.

Temas

Sequía