El SES pone en marcha su primer plan para prevenir suicidios

El SES pone en marcha su primer plan para prevenir suicidios

La medida incidirá en la prevención de un tipo de conductas que en 2016 acabaron con la vida de 82 personas en la región

REDACCIÓN HOY.ES

El Servicio Extremeño de Salud (SES) ha puesto en marcha el primer Plan de acción y prevención de las conductas suicidas en Extremadura. Con esta iniciativa quiere dar respuesta a «este drama presente en la sociedad» que supone la primera causa de muerte no natural. En la región, 82 personas se quitaron la vida en 2016 (66 hombres y 16 mujeres), mientras que ese mismo año las carreteras se cobraron 62 víctimas mortales. En España, la tasa de suicidios por cada 100.00 habitantes fue en 2016 del 7,46 por ciento.

«Esta situación exige políticas sanitarias de atención a la Salud Mental que incidan en la adecuada detección del riesgo suicida y su prevención», señala el la Junta. Con este plan, el SES pretende prevenir y detectar de forma precoz las conductas suicidas en todos los ámbitos, disminuir la tasa de suicidios en Extremadura y reducir el sufrimiento asociado de los pacientes y sus familias.

Dicho plan forma parte de los objetivos del III Plan Integral de Salud Mental de Extremadura 2016-2020, que, por primera vez, dedica un área específica de intervención a la prevención y abordaje de las conductas suicidas.

Uno de los objetivos es mejorar la evaluación del riesgo de suicidio por parte de los profesionales sanitarios de Atención Primaria y Salud Mental.

Otros objetivos destacables son las mejoras de la atención sanitaria preferente a la persona con riesgo de suicidio y de la información epidemiológica disponible sobre estas conductas en Extremadura.

Además, el SES elaborará y difundirá un documento de recomendaciones para el adecuado tratamiento del suicidio en los medios de comunicación, así como para fomentar la sensibilización de los ciudadanos sobre la importancia del bienestar psicológico, los factores de protección y el riesgo de suicidio.

También se trabajará en la mejora de la capacidad del sistema educativo en la promoción de la salud mental y la prevención de conductas suicidas.

A día de hoy este tipo de muerte no natural se considera un grave problema de pública -destaca la Junta-, ya que a nivel mundial «se calcula que se producen más de 800.000 suicidios al año, cifra de proporciones epidémicas«.