La Policía Nacional refuerza su plantilla con 53 alumnos en prácticas y 50 agentes

Acto de presentación de los nuevos policías nacionales en Badajoz. /J.V. ARNELAS
Acto de presentación de los nuevos policías nacionales en Badajoz. / J.V. ARNELAS

La comisaría de Badajoz acogerá a 18 policías en formación, a Mérida y Cáceres irán diez, y en Don Benito, Plasencia y Almendralejo serán cinco

REDACCIÓN

La plantilla de la Policía Nacional se incrementará en la región en los próximos meses gracias a la incorporación de 53 alumnos en prácticas y a la llegada de medio centenar de agentes que han obtenido su destino en Extremadura en el concurso de traslados.

La comisaría de la Policía Nacional en Badajoz acogió ayer el acto de presentación de los 53 nuevos alumnos de la escala básica que proceden de la Escuela de Policía de Ávila y que realizarán sus prácticas en Extremadura.

Al acto asistieron el jefe superior de Policía de Extremadura, José Manuel Merino, y la delegada del Gobierno en la región, Yolanda García Seco. Además, otros 50 policías se incorporarán de forma definitiva a la plantilla regional gracias a un concurso de traslado resuelto recientemente, explicó García Seco.

Todo ello supone que un centenar de policías incrementarán la plantilla actual, conformada por un millar de agentes, precisó la delegada del Gobierno, quien destacó el refuerzo que supondrá esta cifra en ámbitos que estaban «muy necesitados de agentes».

El jefe superior de Policía de Extremadura explicó que los 53 alumnos, pertenecientes a la XXXIV promoción, finalizaron su curso académico y ahora comienzan el periodo de prácticas repartidos por todas las comisarías de la comunidad.

En concreto, la de Badajoz acogerá a 18 de estos efectivos, las de Mérida y Cáceres 10 cada una, y las de Don Benito, Plasencia y Almendralejo cinco en cada caso.

Según aseveró Merino, es la primera ocasión en la que todas las comisarías de la comunidad autónoma reciben alumnos de una misma promoción, dentro de la nueva estrategia de la Dirección General de la Policía Nacional.

Estos efectivos realizarán servicios «como un policía más», principalmente en las áreas de seguridad ciudadana y de policía judicial, aunque acompañados de un funcionario de superior categoría o con experiencia.

Dentro de este periodo, los delegados de formación medirán en los alumnos actitudes con el liderazgo, el trabajo en equipo, la responsabilidad, la disciplina y la integridad, valores incluidos dentro del código de conducta de la Policía.

Merino destacó los resultados obtenidos por los efectivos de la XXXIII promoción que estuvieron el año pasado en Badajoz, comisaría que obtuvo el puesto 22 sobre 133, aunque el «reto» es seguir escalando posiciones.