La Policía cree que Íñigo López y Lasaosa intentaron amañar un partido del Extremadura

Íñigo López, exjugador del Extremadura, atiende a los medios tras quedar en libertad con cargos. :: hoy/
Íñigo López, exjugador del Extremadura, atiende a los medios tras quedar en libertad con cargos. :: hoy

La grabación de dos conversaciones del exjugador azulgrana con el presidente del Huesca le hace sospechar que pretendían hacerlo

Evaristo Fdez. de Vega
EVARISTO FDEZ. DE VEGABadajoz

La red acusada de amañar partidos de Primera y Segunda División por la que fue detenido el exjugador del Extremadura Íñigo López a finales de mayo podría haber intentado amañar un encuentro del Extremadura UD durante la segunda parte de esta temporada.

Esa es la conclusión a la que han llegado los investigadores de la Policía Nacional tras analizar las conversaciones intervenidas al presidente del Huesca, Agustín Lasaosa, y a Íñigo López, un jugador riojano que después de formar parte de la plantilla que la pasada temporada llevó al Huesca a Primera División terminó recalando en el Extremadura para reforzar al equipo tras su ascenso a Segunda.

El informe del departamento de Integridad en el Deporte y las Apuestas de la Comisaría General de la Policía Nacional, al que ha tenido acceso HOY, concluye que en las conversaciones intervenidas se observa que el club elegido por el presidente del Huesca e Íñigo López para realizar un amaño es el Extremadura por la relación que les unía con el presidente del equipo de Almendralejo, Manuel Franganillo, y con Luis Oliver Albesa, el empresario al que la policía considera «responsable máximo del equipo» de Almendralejo a pesar de que no tiene ningún cargo en la entidad.

Más

En la conversación intervenida por la Policía con autorización judicial, Lasaosa cuenta a Íñigo López lo sucedido durante la comida que mantuvo con Manuel Franganillo, Luis Oliver y varias personas más en enero de 2019 para dar forma al fichaje de Enric Gallego por el Huesca, que, según los investigadores, pagó unos 2 millones de euros por el jugador. Cuando el presidente del Huesca y el futbolista hablaron por teléfono se sentían intranquilos porque eran incapaces de devolver una cantidad de dinero que supuestamente les habían prestado «los malos» para amañar un partido disputado meses atrás por equipos que nada tienen que ver con el Extremadura en el que finalmente no se produjo el resultado esperado, razón por la que tenían que devolver el dinero que habrían pagado a los jugadores.

Interés por Íñigo López

Lasaosa dice que durante esa comida le pidió a Luis Oliver que el Extremadura cuidara a Íñigo López. «A Íñigo cuídamelo ¡eh! Y ya no te digo si juega o no tiene que jugar, a mí eso me la suda. (...) A mí me importa lo mío, me da igual quién juega o creo que, digo, pero a ti te va a ayudar, ¿eh?, y me estás entendiendo, ¿no? Y me dice: 'Oído cocina'».

En ese momento, relata Lasaosa, Luis Oliver se habría dirigido a Franganillo para decirle «que Íñigo se tiene que quedar, que es de los nuestros».

Esa grabación telefónica se realizó el día 17 de enero, solo tres días antes de que el Extremadura disputase ante el Oviedo en el Francisco de la Hera su primer partido sin Enric Gallego, que acababa de fichar por el Huesca. El resultado fue de 0-2 en contra del equipo local.

A la semana siguiente, Íñigo López abandonó el Extremadura para fichar por el Deportivo de la Coruña, equipo con el que no disputó el 21 de abril el partido que jugó el equipo de Almendralejo en Riazor, donde venció el Extremadura por 1-2. El equipo no contó en sus filas con Íñigo López por decisión técnica en un encuentro vital para el equipo gallego de cara a su ascenso a Primera.

El informe de la Policía se refiere en varias ocasiones al supuesto intento de amaño de un partido del Extremadura ante la necesidad acuciante de devolver la cantidad que les habrían prestado los cabecillas de la red dedicada a realizar apuestas fraudulentas.