Podemos renuncia a las invitaciones al Festival de Mérida por considerarlas un privilegio

Irene de Miguel asegura que habría que acabar con esta práctica para «dignificar la actividad política»

E.P.

El Grupo Parlamentario Unidas Por Extremadura, compuesto por Podemos, Izquierda Unida, Extremeños y Equo, ha renunciado a las invitaciones al Festival de Teatro de Mérida por considerarlas un «privilegio de la clase política».

La portavoz del Grupo Parlamentario Unidas por Extremadura, Irene de Miguel, ha asegurado que esas entradas, que llegan semanalmente a la oficina durante el certamen, «son el ejemplo de los regalos que reciben los políticos por el mero hecho de serlo», ha dicho.

«No nos parece ético aceptar ese tipo de invitaciones cuando el resto de extremeños y extremeñas que acuden al Festival de Teatro Clásico de Mérida se las pagan de su bolsillo», ha dicho De Miguel, quien ha añadido que «hay que eliminar las prebendas y regalos que reciben las personas que se dedican al servicio público», según señala Unidas por Extremadura en nota de prensa.

Según ha destacado De Miguel, para «dignificar la actividad política» se debería «acabar con los privilegios de los que disfrutan los políticos, como las entradas reservadas al Festival de Mérida, que además suelen estar situadas en el mejor lugar».

Por ello, la también presidenta del Grupo Parlamentario ha invitado al resto de representantes públicos a «renunciar a esas entradas y al resto de prebendas recibidas por el mero hecho de ser cargo público».