Podemos pide al PSOE tener un representante en la Mesa de la Asamblea

Reunión de la Mesa de la Asamblea en la pasada legislatura. :: hoy/
Reunión de la Mesa de la Asamblea en la pasada legislatura. :: hoy

La formación morada plantea modificar el reglamento para que el órgano de gobierno interior pase de seis a ocho integrantes

JUAN SORIANO

MÉRIDA. Podemos quiere contar con un representante en la Mesa de la Asamblea, el órgano de gobierno interior del Parlamento regional. Para ello, ha solicitado al PSOE que se modifique el reglamento y pase de seis a ocho integrantes.

La Mesa se encarga de calificar y admitir a trámite las iniciativas parlamentarias, además de tener funciones en materia de personal, económicas, de organización y administrativas. Está formada por el presidente, dos vicepresidentes y tres secretarios. Las decisiones se toman por mayoría de sus miembros. Su elección se produce en la sesión constitutiva, que en la nueva legislatura tendrá lugar el próximo martes 18.

El presidente se elige por mayoría, absoluta o simple. Con los resultados de las elecciones del 26 de mayo, corresponderá al PSOE. Para la designación de los vicepresidentes, cada fuerza política con representación parlamentaria puede presentar un candidato. Son seleccionados los dos más votados, por lo que habrá uno del PSOE y otro del PP.

Los socialistas están dispuestos a estudiar todas las opciones pero sin perder su mayoría

Los secretarios se eligen de la misma forma que los vicepresidentes. De esa forma, si cada grupo vota por su candidato correspondería uno al PSOE, otro al PP y otro a Ciudadanos. La cuarta formación con representación en la Asamblea, Podemos, se quedaría por tanto sin representante en el órgano que gobierna el día a día de la Asamblea.

Por ese motivo, la formación morada ha pedido que se cambie el reglamento. La candidata a la Junta en los pasados comicios, Irene de Miguel, ha trasladado una propuesta al PSOE para que la Mesa pase de seis a ocho componentes. Podemos podría obtener así una plaza de secretario, mientras que los socialistas mantendrían la mayoría al pasar de tres a cuatro integrantes.

La medida no supondría un gran aumento de gasto, ya que la diferencia de sueldo entre un diputado con dedicación exclusiva y un secretario de la Mesa es de poco más de 5.000 euros al año.

Fomentar la participación

Irene de Miguel recuerda que hay un precedente cercano, en la pasada legislatura, cuando la Mesa estaba formada por cinco miembros. En principio, correspondían tres al PSOE y dos al PP. Pero los grupos parlamentarios llegaron a un acuerdo y los diputados socialistas votaron a favor del candidato de Podemos, Eugenio Romero. Poco después, se cambió el Reglamento para que hubiera un tercer secretario y de esa forma Ciudadanos, con una única diputada, también tuviera representación en el órgano de gobierno interior.

Irene de Miguel espera que el PSOE siga esa línea, ya que señala que se necesita «una mesa con pluralidad». Como explica, estar en ese órgano permite estar al día de todo cuanto sucede en la Asamblea, con lo que se cumpliría con los principios de transparencia. Además, la formación podría plantear medidas como bajar el sueldo de los diputados, tal como hizo en la pasada legislatura.

Por su parte, el PSOE está dispuesto a estudiar fórmulas que faciliten la representación en la Mesa de todos los grupos parlamentarios, pero siempre que no suponga perder en el órgano la mayoría absoluta que le concedieron las urnas.