«Podemos estar seguros de lo que comemos»