Podemos considera injusto el reparto de intervenciones en la Asamblea

Irene de Miguel, de Unidas Podemos/HOY
Irene de Miguel, de Unidas Podemos / HOY

El pleno de la próxima semana designará a los dos senadores que le corresponde al parlamento extremeño, que serán propuestos por PSOE y PP

EUROPA PRESS

El reparto de los cupos de intervención en los plenos de la Asamblea de Extremadura ha molestado al grupo de Unidas Podemos, que considera escasa su asignación, en un intento de los «grupos mayoritarios» de «invisibilizar» su actuación, mientras que para el Grupo Popular esta situación es consecuencia de la «sobrerrepresentación» atribuida en la pasada legislatura a Ciudadanos.

Por su parte, tanto la formación naranja como el Grupo Socialista han señalado que el reparto aprobado este jueves en la Junta de Portavoces, que mantiene los mismos cupos para las intervenciones e iniciativas en esta legislatura que en la anterior, es una muestra de la «generosidad» hacia los grupos minoritarios en favor de la pluralidad del parlamento.

En este sentido, cabe recordar que el PSOE, que tiene la mayoría absoluta, cuenta con 34 de los 65 diputados de la Asamblea de Extremadura, mientras que el PP cuenta con 20, Ciudadanos con siete y Unidas Podemos, cuatro.

De esta forma, PSOE, PP y Cs podrán presentar en cada pleno dos propuestas de impulso, dos propuestas de pronunciamiento y otras dos interpelaciones cada uno, mientras que Unidas Podemos podrá plantear una.

En cuanto a las preguntas a los consejeros de la Junta, cada grupo tendrá tres oportunidades, excepto la formación morada, que tendrá una, mientras que al presidente podrán formular cada uno de ellos una cuestión en el primer pleno de cada mes.

Con este reparto, la presidenta y portavoz del Grupo Parlamentario de Unidas Podemos, Irene de Miguel, ha mostrado su disconformidad, en tanto que considera que no es «justo» teniendo en cuenta el cupo que tuvo el grupo minoritario en la pasada legislatura, Ciudadanos, con un solo diputado. «Parece que nos quieran invisibilizar», ha lamentado.

De Miguel ha criticado tanto al PSOE como al PP, que considera que hace de «muletilla» del partido mayoritario con la intención de que el resto de partidos no puedan ejercer su labor de «fiscalización» al Ejecutivo regional.

«Preguntar una sola vez al Consejo de Gobierno cada quince días es absolutamente insuficiente en un grupo parlamentario con cuatro diputados», ha señalado De Miguel.