Podemos permite la aprobación de los Presupuestos autonómicos

La vicepresidenta y consejera de Hacienda recibe felicitaciones al terminar el pleno. :: BRÍGIDO/
La vicepresidenta y consejera de Hacienda recibe felicitaciones al terminar el pleno. :: BRÍGIDO

El acuerdo entre el PSOE y la formación morada para cambiar el destino de 61 millones de euros salva las cuentas del presente año

Juan Soriano
JUAN SORIANO

El acuerdo de última hora entre PSOE y Podemos permitió ayer la aprobación de los Presupuestos autonómicos para 2019. Las cuentas de la Junta de Extremadura salen adelante con casi 5.800 millones de euros, con un aumento en todas las partidas de gasto, especialmente en Sanidad y Educación.

El Gobierno regional del socialista Fernández Vara culmina de esta forma cuatro años de legislatura en minoría con otros tantos pactos para la aprobación de la ley más importante del año, los dos primeros con el PP y los dos últimos con Podemos.

Pero no fue fácil. Desde el estrado los socialistas pedían altura de miras para demostrar que el consenso es posible y la formación morada replicaba que sólo se puede negociar si la relación es entre iguales. De fondo, las elecciones autonómicas de mayo, la situación política nacional y el auge de formaciones como Vox.

PP, Ciudadanos y el diputado no adscrito Morales votaron en contra de la ley

Hasta última hora de la mañana de ayer Podemos no anunció que se abstendría en la votación final después de que aceptara las propuestas del PSOE para modificar las enmiendas planteadas por la formación morada. Finalmente, salieron adelante buena parte de sus medidas por un importe de más de 60 millones de euros. Menos de lo que pretendía inicialmente, pero lo cierto es que las principales iniciativas que se incorporan al Presupuesto 2019 en su trámite final tienen su sello.

Entre las más importantes se encuentran tres enmiendas destinadas a la puesta en marcha de planes de empleo en el entorno rural para combatir la emigración y el despoblamiento, una de las medidas incluidas en el proyecto integral que propuso Podemos para apoyar las cuentas de la Junta y que fue rechazado por el PSOE. La formación morada pedía más de 35 millones de euros para estas actuaciones. Aceptó la propuesta socialista para destinar 4,6 millones al fomento del empleo joven en zonas rurales, 3,5 millones a contratación y formación en zonas rurales y 12 millones para fomento del empleo contra la emigración, una partida que saldrá de lo destinado al Programa de empleo de experiencia. A esto se suma 1 millón para mejorar las contrataciones del Plan de empleo social.

PSOE y Podemos también pactaron destinar 6,7 millones a actuaciones en residencias de mayores y centros sociales. Una partida en principio genérica queda identificada en proyectos concretos, como las reformas de La Granadilla, en Badajoz, y El Prado, en Mérida.

Asimismo, se acordó destinar seis millones de euros a mejorar el pago de prestaciones de la Ley de Dependencia y la financiación del servicio de ayuda a domicilio para contribuir a implantar el salario mínimo en este sector.

En el apartado de educación salió adelante una propuesta de Podemos para potenciar la educación infantil. La formación pedía cinco millones para crear cien unidades de cero a tres años, un dinero que se detraía de los conciertos educativos. El PSOE propuso elevar la cifra a seis millones, pero con un origen distinto y un destino más genérico.

También se aprobó una propuesta para extender a la etapa infantil la gratuidad del material escolar con una dotación de tres millones de euros. Podemos pedía inicialmente 13,5 millones.

Asimismo, el PSOE aceptó crear una nueva línea de consolidación y apoyo para pequeñas y medianas empresas, dotada con tres millones de euros, así como 200.000 en ayudas para el pago de intereses.

Podemos también logró el apoyo para una iniciativa en la que coincidió con PP y Ciudadanos y que pretende la homologación salarial del personal laboral de la Universidad de Extremadura. El grupo socialista acordó destinar a este fin 1,8 millones, con el compromiso de añadir 700.000 euros en 2020.

En sanidad, salieron adelante tres propuestas de Podemos en las que coincidían PP y Ciudadanos. La segunda fase del nuevo hospital de Cáceres dispondrá de más dotación para sacar a concurso la redacción de proyecto. El hospital de Don Benito-Villanueva de la Serena duplicará su cuantía inicial y llegará a 1,5 millones. Además, habrá 750.000 euros para unidades de cuidados críticos polivalentes en Navalmoral de la Mata, Coria y Llerena,

Una tarde accidentada

Tras dos días de debate, la votación final de las enmiendas y el texto de la ley se retrasó debido a las dificultades para ordenar la sesión. El pleno concluyó hacia las 22.15 horas.

El proyecto de Presupuestos recibió más de 1.100 enmiendas, pero entre las que no han sido aceptadas, las vetadas por la Junta y las retiradas el número se redujo a poco más de mil. Las transaccionales, que son aquellas propuestas que modifican enmiendas, han complicado aún más el panorama este año. Se han producido retiradas y nuevas presentaciones, así como correcciones de errores. Una prueba de la negociación entre PSOE y Podemos, ya que en algún caso los socialistas han debido cambiar su propuesta inicial para mejorarla y recabar el apoyo de la formación morada.

El resultado fue un compendio de enmiendas que para muchos era imposible de seguir. Por no hablar de la potestad que tienen los grupos para decidir si se votan por grupos o de una en una, lo que hizo eterno el trámite final.

Finalmente, se aprobaron más de 200 enmiendas, aunque como muchas de ellas habían sido modificadas y agrupadas el alcance real es menor. En la votación de la ley con los cambios incorporados el PSOE votó a favor, mientras que PP, Ciudadanos y el diputado no adscrito Juan Antonio Morales se mostraron en contra. Podemos se abstuvo, lo que inclinó la balanza a favor de la mayoría simple de los socialistas y permitió los últimos Presupuestos de la legislatura.

Más

 

Fotos

Vídeos