Plasencia es la ciudad más envejecida de la región

Plasencia es la ciudad más envejecida de la región

N. R. P.BADAJOZ.

Un 18,5% de los placentinos tienen más de 65 años. Este dato procede del proyecto 'Indicadores urbanos' del INE y muestra que es la localidad de más de 20.000 habitantes más envejecida de la región.

'Indicadores urbanos' es un proyecto europeo que recoge información sobre las condiciones de vida en las principales ciudades de la UE y los países candidatos. A nivel regional, llaman la atención los datos sobre Plasencia que no solo tiene el porcentaje más alto de mayores de 65, sino que también cuenta con la media de edad más alta de las ciudades extremeñas. Es de 44,55 años.

En el lado contrario, Mérida es la localidad de más de 20.000 habitantes con menor porcentaje de mayores. Solo en 15,4% de los emeritenses superan los 65 años. La edad media más baja de la lista, sin embargo, se da en Almendralejo cuya población tiene, de media, 40,3 años, cuatro puntos menos que Plasencia.

Localidad por localidad, en Almendralejo el porcentaje de mayores de 65 es del 15,8% y la media de edad de 40,3. En Badajoz es el 16% y 41,6 años de media. En Don Benito es 15,5% y 41,2 años. En Mérida es el 15,4% de mayores y 41,3 años de media. En Plasencia es el 18,5% y 44,5 años, en Villanueva de la Serena es el 17,9% y 42,4 años y en Cáceres es el 16,8% y la media de edad es de 43,2 años.

Población extrajera

El estudio del Instituto Nacional de Estadística también detalla la proporción de extranjeros que hay en cada localidad en referencia a la población total. En este caso destaca el dato de Almendralejo. En este municipio el 8,74% de los residentes son extranjeros, la cifra duplica y triplica la del resto de ciudades extremeñas que aparecen en el estudio.

En Plasencia, por ejemplo, solo el 2,2% de la población es extranjera, en Badajoz es el 3,2, en Don Benito el 2,3%, en Mérida el 2,6%, en Villanueva el 4% y en Cáceres el 2,5%.

En cuanto al tamaño medio de los hogares, la estadística dice que, de media, en las ciudades extremeñas viven 2,5 personas en cada hogar y en el 27% reside una persona sola.