La UEx plantea endeudarse este año para cubrir un déficit de 10,8 millones

El presidente de la Junta, Fernández Vara, con el rector de la UEx, Antonio Hidalgo. :: BRÍGIDO/
El presidente de la Junta, Fernández Vara, con el rector de la UEx, Antonio Hidalgo. :: BRÍGIDO

La entidad recoge esta opción en su proyecto de Presupuestos para 2019 ante el aumento del gasto en personal

Juan Soriano
JUAN SORIANO

Si los gastos suben de forma automática, pero los ingresos no lo hacen en la misma medida, no queda otra que recibir aportaciones extraordinarias o recurrir al endeudamiento. Así lo plantea la Universidad de Extremadura, que contempla la posibilidad de firmar un crédito a largo plazo de más de 10 millones de euros para cubrir el déficit previsto en 2019.

El Consejo de Gobierno de la Universidad de Extremadura (UEx) informó a favor de los Presupuestos anuales de 2019 el pasado 30 de mayo. La aprobación definitiva corresponde al Consejo Social, que se reunirá el 1 de julio.

El proyecto de cuentas pasa de 160 millones de euros, un 10% más que en 2018. El gasto de personal previsto, más los incrementos contemplados en las disposiciones de obligado cumplimiento, suponen un aumento estimado de en torno al 9%. El capítulo de ingresos prevé una subida en las transferencias provenientes de la Junta de Extremadura, que constituyen la principal fuente de financiación de la institución con más de 100 millones de euros. La segunda partida en importancia es la recaudación por derechos de matrícula y tasas, para la que no se prevé ningún incremento. En las cuentas del pasado año ascendió a 26,5 millones de euros.

El Consejo de Gobierno de la Junta aprobó en abril aumentar la transferencia a la universidad

Como la aportación de la Junta no cubre los gastos de personal, es necesario acudir a las otras fuentes de ingresos, constituidas fundamentalmente por la recaudación de tasas y precios públicos. Pero la limitada capacidad que ofrecen estas partidas lleva a la UEx a contemplar el endeudamiento a largo plazo como forma de asegurar el cumplimiento de las obligaciones de gasto que se vayan materializando a lo largo del ejercicio. Para ello, se necesita la autorización del Gobierno regional, que solicitará en función de las necesidades que se pongan de manifiesto a finales de año.

Esta situación no es nueva. El Consejo de Gobierno de la Junta aprobó en abril aumentar la transferencia a la universidad en algo más de 7,1 millones de euros para equilibrar sus cuentas. El rector de la UEx, Antonio Hidalgo, explica que 1,9 millones obedecen al acuerdo de homologación salarial del personal docente no funcionario, que se introdujo en los Presupuestos autonómicos en la fase de enmiendas. El resto, 5,2 millones, están destinados a cubrir el déficit de 2018.

Para esta última cifra, la Junta ha debido realizar una modificación presupuestaria, ya que no se contemplaba en el proyecto de cuentas. Los 5,2 millones proceden de ayudas a la creación de empleo. Esa cantidad permite incrementar la llamada transferencia nominativa de la UEx, destinada a cubrir el gasto corriente de la institución, y que en 2019 tenía inicialmente 800.000 euros menos que en 2018.

Con esos 5,2 millones se cubre un déficit provocado, por un lado, por un ingreso por matrículas inferior a lo previsto en el presupuesto universitario (más de 2 millones en 2017 y una cifra similar en 2018) y, por otro, por el incremento de los complementos retributivos y la subida salarial recogida en los Presupuestos autonómicos, que a su vez adoptaron el incremento máximo permitido en los Presupuestos Generales del Estado.

Déficit imparable

Con esa operación se salda el déficit del pasado año, pero el problema sigue presente en 2019. Antonio Hidalgo explica que, si la Junta no aumenta la transferencia nominativa, será necesario pedir al Gobierno regional autorización para endeudarse en una cifra estimada de 10,8 millones de euros. Al final del ejercicio, en función de la ejecución presupuestaria de ambas instituciones, se tomará una decisión. Dependerá por tanto del dinero que realmente necesite la Uex y de la cantidad de la que pueda disponer la Administración regional.

El rector explica que los 15 millones de subida del presupuesto universitario obedecen principalmente a gastos de personal, más de 10 millones de euros, a lo que se suman de 3 a 4 millones de euros para fomentar la actividad investigadora.

Hidalgo señala que hay que hacer frente al pago del personal laboral, a los complementos retributivos y a la subida salarial que ha aprobado el Gobierno. Sin embargo, las tasas se mantienen sin cambios, por lo que no pueden subir los ingresos. Pero tampoco bajan, ya que «la matrícula tiende a ser estable». Es decir, el problema no está en una caída de alumnos.

Según los presupuestos de la UEx, en 2013 la transferencia de la Junta (incluye la nominativa y otros conceptos) llegó a 88,5 millones de euros. En 2014 y 2015 pasó de 90,6 millones y en 2016 de 92,3. En 2017 fue de 93,4 y en 2018 se disparó a cerca de 97,2, una cifra que tendrá este año una ligera subida.

Sin embargo, los costes de personal se han disparado. Con las medidas de contención puestas en marcha con la crisis, entre ellas la congelación de los sueldos y las restricciones a la contratación, esa partida se mantuvo inicialmente sin grandes cambios. Las cuentas publicadas por la UEx recogen un gasto de 96,5 millones en el capítulo 1 en 2013; 99,4 en 2014 y 98 millones en 2015. En 2016 creció hasta 102,3 millones y en 2017 bajó a 100,7 millones. Aún no se ha dado a conocer la liquidación de 2018, pero en el Presupuesto se contemplaba una cifra de 102,3 millones. Este año pasa de 110 millones.

En conclusión, mientras que el pasado año la aportación de la Administración regional se acercó al gasto en personal, este año vuelve a acentuarse la diferencia. El déficit es por tanto inevitable y el recurso al endeudamiento es una opción sobre la mesa. Al menos, hasta que se plantee un marco estable de financiación para la UEx.