Piden que se investigue por qué no se informó de la identificación de los menores que pararon el tren en Villanueva

Neumático quemado. :: hoy/
Neumático quemado. :: hoy

El portavoz del PSOE en Extremadura confirma su confianza en las fuerzas de seguridad, pero quiere que se analice por qué la Delegación del Gobierno desconocía esos hechos

EUROPA PRESS MÉRIDA.

El portavoz del PSOE de Extremadura, Juan Antonio González, mostró ayer su confianza en los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, pero consideró que se deben investigar los motivos por los que la Delegación del Gobierno tardó dos semanas en tener conocimiento de los incidentes producidos en las vías del tren en Villanueva de la Serena (Badajoz).

«Es un tema que hay que investigar», dijo González, al ser preguntado sobre la información que ayer publicó HOY acerca de que la Policía Nacional tardó 14 días en trasladar a la Delegación del Gobierno en Extremadura los datos del incidente en la vía del tren en la localidad pacense, y por el que once menores fueron identificados por unos presuntos actos vandálicos.

En todo caso, el portavoz socialista remarcó su confianza en los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, que realizan «una magnífica labor», pero cree que «se debería investigar por qué ha tardado tanto tiempo en salir a la luz» este asunto, que es «un tema de la Delegación del Gobierno y de la Policía Nacional».

Así lo indicó en una comparecencia ante los medios de comunicación con motivo del Comité Regional que celebró ayer el PSOE de Extremadura, en la que también fue cuestionado por la reunión del Pacto por el Ferrocarril de este lunes, que será la primera sin la presencia del PP, que con su marcha se suma a la ausencia de Podemos.

Al respecto, el portavoz socialista volvió a reclamar «unidad de acción» y se mostró abierto a que todas las fuerzas políticas representadas en la Asamblea participen en un encuentro en el que el PSOE va a reclamar a Adif y Renfe, como ya dijo días atrás el presidente de la Junta, un calendario de actuaciones con las inversiones que se van a realizar en los próximos seis meses, para mostrar a los extremeños que «el compromiso del Gobierno va en serio».

Por tanto, considera que en este encuentro deberían estar presentes Podemos y PP, para que todos los partidos estén «unidos representando a la ciudadanía para exigir el cumplimiento de las inversiones, no cada uno haciendo la guerra por su cuenta por intereses electorales».

El objetivo de esta unidad de acción es, señaló, reivindicar «lo mejor para Extremadura», que según dijo sería que «de una maldita vez» la región tenga un tren «en condiciones y con los servicios de calidad que los extremeños se merecen».

Críticas de Monago

Por su parte, el presidente del PP de Extremadura, José Antonio Monago, dijo ayer que el único sabotaje que tiene el tren extremeño «se llama Ábalos, y se llama Sánchez», y que la solución es «cambiar este gobierno». Según informó el PP en nota de prensa, Monago señaló, durante su intervención ante la Convención Nacional del partido, que es consciente de que algunos territorios tienen necesidades, pero «nadie en España tiene la situación que tiene el tren de Extremadura».

El dirigente popular recordó que, desde que gobiernan los socialistas el tren ha sufrido más de 200 incidencias y que estas siguen ocurriendo «un día sí y otro también».

José Antonio Monago explicó que el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, sostenía recientemente que la solución del tren extremeños era poner mecánicos de refuerzo, pero, a su juicio, «lo que tiene que poner es un chamán» porque «parece una maldición lo que está pasando».

Además, el presidente de los populares de Extremadura se mostró convencido de que el problema del tren extremeño se va a arreglar «desde el Partido Popular».

En ese sentido, recordó que en el segundo semestre del año pasado había más de 300 millones para la alta velocidad que dejó el gobierno de Mariano Rajoy, pero los socialistas «licitaron cero euros».