El PP pide la dimisión del alcalde de Castuera acusado de apartar a un trabajador

REDACCIÓN

Castuera. El Partido Popular de la provincia de Badajoz ha exigido la dimisión inmediata del alcalde de Castuera, el socialista Francisco Martos, tras conocerse ayer martes la petición de dos años de cárcel por parte de la Fiscalía por apartar a un trabajador municipal.

Martos será juzgado en Don Benito acusado de un delito contra la integridad moral y otro de lesiones graves en relación con otro delito continuado contra la integridad moral en el ámbito laboral, según adelantó ayer este periódico.

«Nadie que sea acusado y tenga que ir a juicio por atacar, vulnerar o menospreciar los derechos y la dignidad de los trabajadores puede ser mantenido como representante de los ciudadanos en un ayuntamiento, ni puede estar recibiendo un salario público de ninguna institución», resalta el PP en un comunicado.

A su juicio, el PSOE «debería tomar cartas en el asunto lo antes posible y con la mayor diligencia, sobre todo cuando, y según indican las fuentes periodísticas, Martos usó los mítines del Partido Socialista para arremeter contra el trabajador municipal afectado».

Para los populares, el respeto a los trabajadores públicos, y a los de cualquier otra categoría laboral, es «un mínimo» que se debería exigir a cualquier persona con un cargo municipal.

Pero este caso de Martos «es aún más grave -según el PP-, pues todo indica que como no le gustaban los informes del arquitecto municipal, como no le eran favorables a saber a qué intereses, le apartó de sus funciones».

Se trata de una cuestión «preocupante» puesto que Martos ocupa ahora cargos de máxima responsabilidad en la Diputación de Badajoz, recuerda el PP.