Paso firme por la igualdad en Extremadura

Unas 1.500 personas exigen en la región que los derechos de las mujeres no sean objeto de negociación política

A la izquierda, la concentración en la Plaza Mayor de Cáceres, donde se reunieron medio millar de personas. A la derecha, en Badajoz, marcha por la calle Obispo (superior). Concentración en Mérida (Abajo). / L. Cordero/ J. V. Arnelas/ Brígido
REDACCIÓN

Extremadura ha pisado firme este martes para decir que en materia de igualdad no puede retrocederse ni un milímetro. Las concentraciones de Badajoz, Cáceres y Mérida, entre otras localidades extremeñas, confirmaron que el espíritu del 8 de marzo sigue latente y alzará la voz cuando se sienta amenazado.

Badajoz reunió a medio millar de personas, hombres y mujeres, que clamaron por la igualdad, por los derechos de las mujeres y contra la intención de la ultraderecha de recortarlos. La concentración estaba prevista en la Delegación de Gobierno. Allí se juntaron los manifestantes, pero de forma improvisada decidieron avanzar en una marcha espontánea que acabó en la Plaza de España con la lectura del manifiesto.

Con la movilización lograron mayor visibilidad, ya que avanzaron por Menacho, Juan Carlos I y calle Obispo, pero provocaron cortes de tráfico que cogieron desprevenidos a los conductores.

En Cáceres unas 500 personas, según los cálculos de la Policía Nacional, se concentraron en la plaza Mayor convocadas por las diferentes organizaciones feministas de la capital, entre ellas Plataforma de Mujeres por la Igualdad, la Asamblea Feminista, la Asamblea Educativa y Mujeres Periodistas. Lo hicieron como «un acto de apoyo a las mujeres andaluzas y en defensa de nuestros derechos como mujeres y en la lucha por la igualdad de géneros».

Entre 600 y 700 personas, según datos de la Policía Nacional, se concentraron en la Plaza de España de Mérida en favor de las políticas de igualdad y rechazando cualquier tipo de recorte en leyes como la violencia de género o el matrimonio homosexual o contra los asesinatos machistas. Convocados por colectivos feministas y LGTBI, corearon consignas como «Igualdad, ni menos ni más», o «Justicia, ni más ni menos». Los manifestantes procedían no solo de la propia capital de Extremadura sino de localidades de las Vegas Bajas y del sur de la región.

Varias decenas de personas se concentraron también a última hora de la tarde de este martes en Navalmoral de la Mata para mostrar su rechazo al avance de la ultraderecha y su discurso en torno a las mujeres.

Estas concentraciones se repitieron en más de cien ciudades españolas, coincidiendo con el debate de investidura de Juanma Moreno como presidente de Andalucía, que cuenta con el apoyo de Vox.